X
Bermúdez, actual funcionario del intendente Quiroga, aseguró a Letra P que en la ciudad más importante de la provincia “se sabrá diferenciar” a la hora del voto. La distancia con la lista disidente.
Por 17/09/2019 10:45

La caída de Mauricio Macri en agosto abrió un signo de interrogación sobre el futuro de Juntos por el Cambio en la capital de Neuquén. Gobernada por el máximo aliado estratégico en la región, Horacio “Pechi” Quiroga, un funcionario de su gabinete intentará continuar otro período en medio del avance nacional del Frente de Todos y con un antecedente que favoreció al Movimiento Popular Neuquino (MPN), fuerza que confía en el ministro Mariano Gaido para recuperar la ciudad en las elecciones del próximo domingo.

Con boleta única electrónica, colectoras y listas espejo, Marcelo Bermúdez competirá bajo la sombra de Quiroga. Si bien surgió un candidato del riñón más duro del intendente para competir, el hoy secretario de coordinación habla de un proyecto “en una campaña uno a uno” que planifique las demandas “a mediano y largo plazo”.

“Tenemos conceptos claros para la gestión, volcando la mayor cantidad de recursos a la obra pública”, advierte Bermúdez a Letra P. “Debemos cuidar el mango”, insiste.

 

 

-¿Por qué no se pudo lograr una sola lista de Cambiemos?

-Tenemos un solo espacio que representa la continuidad del gobierno, que es el que me tiene de candidato a intendente. El resto son cosas de la política, que no le importan a la gente. En esta lista se ratifican los valores de la gestión de Pechi.

-Del lado del Frente de Todos advierten que su acuerdo con Libres del Sur no los representa.

-Ese tipo de afirmaciones no le importan a la gente. A nadie le importa con quién se hace un acuerdo (…) después de darle la mano y hablar con cinco mil personas (…) nadie me preguntó sobre eso. Los vecinos, a nivel municipal, quieren más asfalto, espacio público y seguridad.

-¿Cómo piensa que puede incidir el contexto político y económico nacional en la elección local?

-El principal problema de los argentinos es nuestra incapacidad de resolver el tema de la inflación. Hace décadas que vivimos en situaciones inflacionarias. Es una gran preocupación, porque aquel que vive de una jubilación, un sueldo, ve que todo aumenta. Todo esto angustia mucho.

 

 

-¿La situación económica puede incidir?

-La gente tiene muy claro que tiene que elegir un nivel de gobierno distinto al nacional, es claro. Y tiene bien claro que hay un gobierno municipal que genera resultados positivos. Más allá de toda crítica fundada, hay un gobierno que hace en todos los barrios de la ciudad de Neuquén. La cuestión nacional no está ofreciendo resultados, en términos de no inflación.

-Confían en que se repita la tradición del electorado neuquino de votar diferente en las distintas elecciones (N de R: en 2015, Quiroga ganó la ciudad; Omar Gutiérrez, la provincia y Daniel Scioli se impuso hasta en el ballotage).

-Es cierto. Lo mismo sucedió en 2011: la gente votó a Jorge Sapag, a Cristina y a Pechi. Está bien que la gente busque resultados. Por eso confiamos en lo que hicimos.