X
Consultado por Letra P, el titular del gremio estatal ATE criticó a la Gobernadora por su decisión de otorgar $3.000. Pide apertura de paritarias y organizan un plan de lucha con otros sindicatos.
Por 12/09/2019 18:51

El titular de la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE) de la provincia de Buenos Aires, Oscar De Isasi, consideró “insuficiente y tardío” el bono de $3.000, a pagar en dos cuotas, ofrecido por la gobernadora María Eugenia Vidal a los trabajadores de la administración pública, y aseguró que desde el inicio de su gestión los trabajadores perdieron “el 50 por ciento de su poder adquisitivo”

En diálogo con Letra P, De Isasi indicó que “el bono no alcanza, es insuficiente y, además, tardío. Al igual que la equiparación de las asignaciones familiares con el Estado Nacional, que es en realidad un aumento magro del 25%”.

Según expresó el jefe gremial, cuya entidad mantiene un conflicto con el gobierno de Cambiemos, la mandataria “debió tomar estas medias, aunque insuficientes, fruto del gran paro y movilización que –indicó– realizamos en La Plata, y del último paro de ATE que fue contundente”.

 

 

De Isasi expresó con ironía: “Que se quede tranquila la gobernadora que vamos a ir a cobrar a los cajeros (el bono), pero eso no va a condicionar nuestro plan de lucha”.

El dirigente aseguró que desde su espacio gremial seguirán exigiendo “que se reabran las paritarias” ya que –indicó– “nuestro salario no perdió $3000 sino el 50% del poder adquisitivo”.

“Es decir que desde que asumió Vidal hasta la fecha el salario de los estatales vale el 50% menos y esa es una razón suficientemente clara y contundente para avanzar en un plan de acción”, detalló.

El titular de ATE anticipó que el sector que representa está en proceso de definir los pasos a seguir en la lucha, que –dijo- serán “en unidad con otras organizaciones, como los médicos de Cicop, los judiciales de la Asociación Judicial Bonaerense, los agentes legislativos y las organizaciones docentes”.

 

 

“Estamos convencidos de que la solución es la reapertura de las paritarias y un aumento salarial que nos permita recuperar el poder de compra que perdimos”, concluyó el dirigente gremial.

A fines de 2018, Vidal había otorgado un bono de fin de año de $7.000 para los estatales y un aumento promedio para 2019 de 20% y con la posibilidad de alguna adecuación eventual si se disparaba la inflación, cosa que finalmente sucedió. En ese momento, la propuesta fue aprobada por los gremios de UPCN y los que integran Fegeppba, pero desestimada por ATE.

Ahora, aunque con un perfil más bajo, la totalidad de los sindicatos del Estado bonaerense reclaman atender la situación ya que se proyecta una inflación del 55%.