X
Santiago Quarneti, presidente del Colegio de Abogados de San Isidro, respaldó al titular de la Corte bonaerense pero pidió que las declaraciones tengan un correlato en sede judicial.
Por 15/07/2019 15:08

“Vemos con preocupación la colonización que ha tenido lamentablemente la justicia en la provincia de Buenos Aires, no es un hecho aislado, son situaciones que se replican (…) Habría que seguir ahondando en las cuestiones que relata y, a lo mejor, merecería denuncia ante los fiscales de la provincia de Buenos Aires para que se inicien las investigaciones”.

Quien habla es Santiago Quarneti, titular del Colegio de Abogados del Departamento Judicial de San Isidro (CASI), quien, consultado por Letra P, dio su mirada sobre las declaraciones del titular de la Corte de Justicia bonaerense, Eduardo Néstor de Lázzari, quien alertó sobre el riesgo de que la justicia bonaerense tome el camino de la Justicia federal, denunciando un cóctel explosivo de corrupción judicial donde habló de “causas armadas”, “condenas mediáticas”, “espías”, “traficantes de escuchas telefónicas”, “abusos de arrepentidos” y “complicidades de algunos magistrados”.

“Hay que destacar que las declaraciones se dieron en un ámbito natural que es una conferencia con jueces penales de la provincia de Buenos Aires”, expresó el jefe de los abogados y abogadas de San Isidro. Estimó que, “luego, los medios de comunicación llevaron agua para su molino” y destacó que esas declaraciones se fueron desvirtuando, “fueron dichas en el ámbito donde la cabeza del Poder Judicial debe hacerlas”.

 

 

Quarneti consideró que las declaraciones “más que denuncias” fueron “una autocrítica”, y dejó en claro que la situación expresada “no es un hecho nuevo para la abogacía y los abogados, no la crítica de administración de justicia, sino fundamentalmente por lo que todos los ciudadanos y ciudadanas de la provincia de Buenos Aires esperamos que es la probidad, la independencia de los otros poderes del Estado y de los factores de poder”.

El titular del CASI reflexionó que debe haber “una administración de justicia que esté atenta a los profundos problemas sociales que a diario se presentan en distintos ámbitos”.

 

 

En diálogo con este medio, indicó además: “Vemos con preocupación la colonización que ha tenido lamentablemente la justicia en la provincia de Buenos Aires; no es un hecho aislado, son situaciones que se replican”. Y estimó que “habría que seguir ahondando en las cuestiones que relata” el ministro de la Corte, y “a lo mejor merecería una denuncia ante fiscales de la provincia de Buenos Aires para que se inicien las investigaciones”, reflexionó.

“Sabemos que hay muchas encuestas y la mayoría coincide en que el mayor problema de la justicia es la corrupción, seguido de la excesiva lentitud en la resolución de litigios”, dijo el letrado consultado por este medio.

 

 

Además, consideró: “No podríamos avanzar en una verdadera autocrítica sin tener en cuenta los principios en los que debe trabajar la justicia hacia adentro, estos tienen que ver con la defensa de los Derechos Humanos, la justicia social, la democracia, la libertad, la igualdad de género, el progreso, la equidad, el cuidado de la naturaleza, la educación civil, cultural, la representatividad, las cuestiones que tienen que ver con el lenguaje, la paz social. Por supuesto a esto hay que agregarle cuestiones más terrenales como cuestiones presupuestarias y autarquía del poder Judicial”, dijo.