X
Diego Efraín Martínez es titular del juzgado de Garantías de la localidad de Tigre. En la sesión de este martes, el Consejo de la Magistratura conformará una terna. Son dos las vacantes a cubrir.
Por 04/06/2019 10:54

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, impulsa para la Casación, máxima instancia penal de la justicia provincial, a un magistrado denunciado en 2016 por la líder nacional de Cambiemos, Elisa Carrió. El juez de Garantías Diego Efraín Martínez, de él se trata, tiene un pedido de jury que avanza en la Secretaría de Enjuiciamiento de Magistrados que depende del Senado provincial, confirmaron fuentes judiciales a Letra P.

El juez que cumple funciones en la localidad de Tigre está acusado de avalar el allanamiento ilegal a la casa de la ex pareja del traficante de efedrina Ibar Pérez Corradi, condenado por el triple crimen de General Rodríguez, el 9 de febrero de 2016. Este hecho es investigado por la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del ex fiscal Alberto Nisman.

 


Diego Efraín Martínez, juez de Garantías en Tigre.

 

En su denuncia, Carrió sostiene que el juez Martínez “sistemáticamente asume competencias que no le son propias, actúa injustificadamente fuera de sus límites, prolonga tiempos procesales en perjuicio de los imputados, realiza actos de arbitrariedad manifiesta, interpreta de manera arbitraria la ley, adopta decisiones infundadas, incurre en actos de parcialidad y dicta resoluciones contrarias a la ley”.

En la sesión de este martes 4 de junio en el Consejo de la Magistratura provincial (organismo encargado de la selección de aspirantes a magistrados –jueces, fiscales, defensores oficiales-) se debatirá la conformación de ternas para cubrir dos cargos en el Tribunal de Casación, y el nombre de Martínez figura entre los posibles postulantes.

 


María Eugenia Vidal ya tiene un juez amigo en la Suprema Corte provincial.

 

EN CARRERA. En el listado de aprobados para juez del Tribunal de Casación Penal, que surgió del examen rendido el 13 de septiembre de 2016, están Javier Ignacio Baños, Fernando Bellido, Nicolás Ceballos, María Elena De la Cruz Orsi, Matías Deane, Luis Defelitto, Raúl Elhart, María Carolina Ferretti, Verónica Garganta, Carina Verónica Gil, Raúl Leturmy, María Fabiana Natiello, Omar Ozafrain, Carlos Washington Palacios, Francisco Pont Verges, Nicolás Schiavo y María Esther Vigorelli.

De estos nombres saldrán los ternados para ocupar las vacantes que dejaron los ex jueces Horacio Daniel Piombo y Benjamín Sal Llargués, eyectados de Casación tras un polémico fallo que redujo la sentencia a un violador que abusó de un niño de seis años, quienes fundamentaron su decisión en que la víctima tenía “tendencias homosexuales”. Para evitar el juicio político, renunciaron a sus cargos.

Ante el objetivo de Vidal de equilibrar la disparidad de género en los sillones calientes de la justicia provincial donde, entre otras, se dirimen las causas por corrupción política, aparecen con más chances la fiscal platense y ex relatora de Casación Helena De la Cruz (premiada como una de los mejores alumnas de la Universidad Nacional de La Plata); María Carolina Ferretti, actual relatora de Casación; las defensoras oficiales Verónica Garganta, María Fernanda Natiello y María Esther Vigorelli. Y cierra la lista la actual fiscal de Casación Carina Verónica Gil.

En agosto de 2018 asumió como jueza en Casación la entonces fiscal Florencia Budiño, luego de una dilatada trayectoria en el fuero Penal de La Plata y tras lograr una condena histórica a jefes penitenciarios por la masacre en la cárcel de Magdalena, hecho ocurrido en octubre de 2005.

 

 

Vidal impulsa para Casación a un juez denunciado por Carrió con jury en trámite

Diego Efraín Martínez es titular del juzgado de Garantías de la localidad de Tigre. En la sesión de este martes, el Consejo de la Magistratura conformará una terna. Son dos las vacantes a cubrir.

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, impulsa para la Casación, máxima instancia penal de la justicia provincial, a un magistrado denunciado en 2016 por la líder nacional de Cambiemos, Elisa Carrió. El juez de Garantías Diego Efraín Martínez, de él se trata, tiene un pedido de jury que avanza en la Secretaría de Enjuiciamiento de Magistrados que depende del Senado provincial, confirmaron fuentes judiciales a Letra P.

El juez que cumple funciones en la localidad de Tigre está acusado de avalar el allanamiento ilegal a la casa de la ex pareja del traficante de efedrina Ibar Pérez Corradi, condenado por el triple crimen de General Rodríguez, el 9 de febrero de 2016. Este hecho es investigado por la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del ex fiscal Alberto Nisman.

 


Diego Efraín Martínez, juez de Garantías en Tigre.

 

En su denuncia, Carrió sostiene que el juez Martínez “sistemáticamente asume competencias que no le son propias, actúa injustificadamente fuera de sus límites, prolonga tiempos procesales en perjuicio de los imputados, realiza actos de arbitrariedad manifiesta, interpreta de manera arbitraria la ley, adopta decisiones infundadas, incurre en actos de parcialidad y dicta resoluciones contrarias a la ley”.

En la sesión de este martes 4 de junio en el Consejo de la Magistratura provincial (organismo encargado de la selección de aspirantes a magistrados –jueces, fiscales, defensores oficiales-) se debatirá la conformación de ternas para cubrir dos cargos en el Tribunal de Casación, y el nombre de Martínez figura entre los posibles postulantes.

 


María Eugenia Vidal ya tiene un juez amigo en la Suprema Corte provincial.

 

EN CARRERA. En el listado de aprobados para juez del Tribunal de Casación Penal, que surgió del examen rendido el 13 de septiembre de 2016, están Javier Ignacio Baños, Fernando Bellido, Nicolás Ceballos, María Elena De la Cruz Orsi, Matías Deane, Luis Defelitto, Raúl Elhart, María Carolina Ferretti, Verónica Garganta, Carina Verónica Gil, Raúl Leturmy, María Fabiana Natiello, Omar Ozafrain, Carlos Washington Palacios, Francisco Pont Verges, Nicolás Schiavo y María Esther Vigorelli.

De estos nombres saldrán los ternados para ocupar las vacantes que dejaron los ex jueces Horacio Daniel Piombo y Benjamín Sal Llargués, eyectados de Casación tras un polémico fallo que redujo la sentencia a un violador que abusó de un niño de seis años, quienes fundamentaron su decisión en que la víctima tenía “tendencias homosexuales”. Para evitar el juicio político, renunciaron a sus cargos.

Ante el objetivo de Vidal de equilibrar la disparidad de género en los sillones calientes de la justicia provincial donde, entre otras, se dirimen las causas por corrupción política, aparecen con más chances la fiscal platense y ex relatora de Casación Helena De la Cruz (premiada como una de los mejores alumnas de la Universidad Nacional de La Plata); María Carolina Ferretti, actual relatora de Casación; las defensoras oficiales Verónica Garganta, María Fernanda Natiello y María Esther Vigorelli. Y cierra la lista la actual fiscal de Casación Carina Verónica Gil.

En agosto de 2018 asumió como jueza en Casación la entonces fiscal Florencia Budiño, luego de una dilatada trayectoria en el fuero Penal de La Plata y tras lograr una condena histórica a jefes penitenciarios por la masacre en la cárcel de Magdalena, hecho ocurrido en octubre de 2005.