X
El legislador del socialismo porteño celebra el diálogo entre Lifschitz y Lavagna, pero reclama que el espacio tenga su propio candidato. También, asegura que la economía impactará en los comicios.
Por 04/03/2019 15:45

El diputado porteño Roy Cortina admite que la unificación de las elecciones de la Ciudad de Buenos Aires con las nacionales congeló las definiciones electorales y la oposición continuará analizando el panorama para ver cómo se para ante el oficialismo de Cambiemos, que en el distrito insistirá con la candidatura de Horacio Rodríguez Larreta y lleva a Mauricio Macri como candidato presidencial.

Cortina advierte que la unificación de ambos distritos jugará "en contra" para Rodríguez Larreta porque la economía "impactará mucho" en los sufragios. "Es un gesto de lealtad el de Larreta para con Macri porque atar la discusión a la nacional lo va a tirar para abajo", asegura. Por otra parte, propone que el socialismo y el progresismo presente un candidato presidencial propio, aunque destaca el acercamiento de Miguel Lifschitz y Roberto Lavagna.

 

 

-¿Qué panorama imagina para las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires?

-Al haber atado las fechas de elecciones todo el esquema exploratorio de alianzas y candidaturas está atado a la situación nacional. El Partido Socialista y otro grupo de espacios progresistas están en una etapa de conversaciones. Todavía hay tiempo.

-¿Qué lectura hace del armado que tantean el socialismo con Roberto Lavagna y otros sectores del progresismo?

-Es un camino que vale la pena intentar si bien todavía están dando los primeros pasos. Considero que está muy bien lo que está haciendo Miguel Lifschitz, tratando de impulsar una vía alternativa a la polarización en la Argentina. Valoro sus conversaciones con (Roberto) Lavagna, pero hay que ver todavía la definición de Lavagna a ver si quiere ser candidato a presidente. Me parece que el socialismo y el progresismo deberían tener un candidato propio.

 

 

-Hace poco más de un año usted propuso que Martín Lousteau sea candidato a presidente y luego se peleó con el economista. Ahora parece que su candidatura toma forma con aval de la UCR ¿Cómo ve su eventual candidatura?

-(entre risas) El refrán dice nadie es profeta en su tierra. Bueno, tampoco nadie es profeta en su espacio porque Lousteau, supuestamente, se enojó conmigo porque yo le plantee una estrategia de estas carácteríticas incluso cuando él ya estaba afiliado a la UCR.

Ahora es una candidatura muy atada a la suerte del radicalismo. Yo planteaba algo distinto donde la UCR podía ser parte si dejaba la estrategia de Cambiemos, pero en representación de un espacio por fuera de la grieta. Que represente a muchísimos argentinos y que no quiere saber nada con las opciones del pasado o del presente.

 

 

-¿Lousteau blanquea su adhesión al Gobierno al presentarse como eventual candidato presidencial?

-No, pero la UCR tiene un rol ambivalente dentro Cambiemos. Eso no ayuda a clarificar las cosas. Vamos a ver el desenlace. Ellos lo van a discutir en la Convención Nacional.

-¿Cómo cree que impactará la situación económica en las elecciones?

-La economía va a impactar mucho en la elección. Por más que el Gobierno lo intente apartar de la agenda la economía lo es todo porque hace que la gente viva mejor o peor. Preocupa la inseguridad y muchas cosas, pero cuando se ven los índices de indigencia y pobreza, que se palpan en la calle. Hay malhumor en la clase media por los tarifazos. Va a tener un impacto y el Gobierno lo sabe.

 

 

-¿Y en la Ciudad?

-En la Ciudad también va tener impacto. Menos, pero va a haber. Es un gesto de lealtad el de Larreta para con Macri porque atar la discusión a la nacional lo va a tirar para abajo. Va a bajar puntos. A Larreta lo tira para abajo la unificación con Macri.

-¿Cómo se posicionará el PS en las elecciones?

-Estamos atados a la unificación de las fechas lo que produce es que uno tengo que adecuar su estrategia electoral de la Ciudad a la nacional. Tenemos que buscar un equilibrio entre lo que decidamos nosotros y lo que diga el partido a nivel nacional, aunque el PS tiene autonomía en la Ciudad y va a fijar una estrategia desde la Ciudad pero siempre tratamos de coordinar para que tenga una referencia nacional.

Cortina pide un candidato presidencial "propio" del socialismo

El legislador del socialismo porteño celebra el diálogo entre Lifschitz y Lavagna, pero reclama que el espacio tenga su propio candidato. También, asegura que la economía impactará en los comicios.

El diputado porteño Roy Cortina admite que la unificación de las elecciones de la Ciudad de Buenos Aires con las nacionales congeló las definiciones electorales y la oposición continuará analizando el panorama para ver cómo se para ante el oficialismo de Cambiemos, que en el distrito insistirá con la candidatura de Horacio Rodríguez Larreta y lleva a Mauricio Macri como candidato presidencial.

Cortina advierte que la unificación de ambos distritos jugará "en contra" para Rodríguez Larreta porque la economía "impactará mucho" en los sufragios. "Es un gesto de lealtad el de Larreta para con Macri porque atar la discusión a la nacional lo va a tirar para abajo", asegura. Por otra parte, propone que el socialismo y el progresismo presente un candidato presidencial propio, aunque destaca el acercamiento de Miguel Lifschitz y Roberto Lavagna.

 

 

-¿Qué panorama imagina para las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires?

-Al haber atado las fechas de elecciones todo el esquema exploratorio de alianzas y candidaturas está atado a la situación nacional. El Partido Socialista y otro grupo de espacios progresistas están en una etapa de conversaciones. Todavía hay tiempo.

-¿Qué lectura hace del armado que tantean el socialismo con Roberto Lavagna y otros sectores del progresismo?

-Es un camino que vale la pena intentar si bien todavía están dando los primeros pasos. Considero que está muy bien lo que está haciendo Miguel Lifschitz, tratando de impulsar una vía alternativa a la polarización en la Argentina. Valoro sus conversaciones con (Roberto) Lavagna, pero hay que ver todavía la definición de Lavagna a ver si quiere ser candidato a presidente. Me parece que el socialismo y el progresismo deberían tener un candidato propio.

 

 

-Hace poco más de un año usted propuso que Martín Lousteau sea candidato a presidente y luego se peleó con el economista. Ahora parece que su candidatura toma forma con aval de la UCR ¿Cómo ve su eventual candidatura?

-(entre risas) El refrán dice nadie es profeta en su tierra. Bueno, tampoco nadie es profeta en su espacio porque Lousteau, supuestamente, se enojó conmigo porque yo le plantee una estrategia de estas carácteríticas incluso cuando él ya estaba afiliado a la UCR.

Ahora es una candidatura muy atada a la suerte del radicalismo. Yo planteaba algo distinto donde la UCR podía ser parte si dejaba la estrategia de Cambiemos, pero en representación de un espacio por fuera de la grieta. Que represente a muchísimos argentinos y que no quiere saber nada con las opciones del pasado o del presente.

 

 

-¿Lousteau blanquea su adhesión al Gobierno al presentarse como eventual candidato presidencial?

-No, pero la UCR tiene un rol ambivalente dentro Cambiemos. Eso no ayuda a clarificar las cosas. Vamos a ver el desenlace. Ellos lo van a discutir en la Convención Nacional.

-¿Cómo cree que impactará la situación económica en las elecciones?

-La economía va a impactar mucho en la elección. Por más que el Gobierno lo intente apartar de la agenda la economía lo es todo porque hace que la gente viva mejor o peor. Preocupa la inseguridad y muchas cosas, pero cuando se ven los índices de indigencia y pobreza, que se palpan en la calle. Hay malhumor en la clase media por los tarifazos. Va a tener un impacto y el Gobierno lo sabe.

 

 

-¿Y en la Ciudad?

-En la Ciudad también va tener impacto. Menos, pero va a haber. Es un gesto de lealtad el de Larreta para con Macri porque atar la discusión a la nacional lo va a tirar para abajo. Va a bajar puntos. A Larreta lo tira para abajo la unificación con Macri.

-¿Cómo se posicionará el PS en las elecciones?

-Estamos atados a la unificación de las fechas lo que produce es que uno tengo que adecuar su estrategia electoral de la Ciudad a la nacional. Tenemos que buscar un equilibrio entre lo que decidamos nosotros y lo que diga el partido a nivel nacional, aunque el PS tiene autonomía en la Ciudad y va a fijar una estrategia desde la Ciudad pero siempre tratamos de coordinar para que tenga una referencia nacional.