X
El encuentro peronista reconcilió a Alak y a Bruera, Gray no puedo escapar al espíritu de época feminista y el Barba Gutiérrez contó que le negó el saludo al fiscal de moda.
Por 20/03/2019 17:31

JULIO Y PABLO. Dos ex intendentes de la capital bonaerense volvieron a verse las caras. Julio César Alak y Pablo Oscar Bruera compartieron el encuentro que el Partido Justicialista celebró este martes en La Plata. Era una foto esperada en el marco de la “unidad” a la que aspira el peronismo para enfrentar a Cambiemos. Fueron aliados y enemigos. Este martes se mostraron juntos. Ninguno piensa en una candidatura propia. De hecho, cuando al ex ministro de Justicia se le consultó cómo veía la situación del peronismo local que por ahora ofrece a tres postulantes con intenciones electorales -Florencia Saintout, Guillermo Escudero y Victoria Tolosa Paz- dio a entender que estuvo mucho tiempo enfocado en la gestión nacional como ministro y se alejó. Solo atinó a soltar que hay que recuperar la ciudad. En tanto, Bruera mantiene algo de la estructura que supo construir. Su apuesta central es Escudero. Hubo dos personas que trabajaron para unir a las partes nuevamente: el diputado provincial Carlos “Cuto” Moreno –de hecho Alak llegó escoltado por él al acto- y Giselle Fernández, la hermana de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien entabla diálogos con la mayoría de los sectores peronistas K de La Plata. 
 


La foto del PJ platense en su esplendor. Saintout, Bruera, Tolosa Paz, Giselle Fernández, Quintana, Luis Airas y más (Foto: AGLP) 
 

FISCAL Y EX INTENDENTE EN COMODORO PY. Luego del acto del peronismo platense, el Consejo del partido mantuvo su reunión mensual en el cuarto piso del edificio del PJ de la capital provincial. Allí, Gray adelantó que, si no se consigue la unidad, habrá internas en los distritos donde no gobierna el peronismo y que tenga dos o más candidatos con chances. En la reunión hablaron distintos consejeros. Uno de ellos fue el ex intendente de Quilmes, Francisco “Barba” Gutiérrez, quien contó una anécdota reciente. Fue este lunes cuando llegó a los tribunales de Comodoro Py a declarar por la causa en la que está procesado por el juez Claudio Bonadio, en el marco de una causa en la que investiga el destino de 600 millones de pesos que el Gobierno nacional destinó a diferentes comunas para el plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos. Tras declarar por más de dos horas, Gutiérrez bajaba las escaleras de los tribunales federales y en eso ve al fiscal Carlos Stornelli que subía, hoy en la picota por un presunto pedido de coimas que lo involucra. Entonces, el fiscal le extendió la mano y le preguntó “¿Hacemos las pases?”, a lo que el quilmeño –según contó en la reunión del Consejo- dudó en responder. Entonces le dijo: “Mirá, vos primero tenés que actuar conforme a la ley y actuar bien”. El enfrentamiento Stornelli-Guitérrez data del 2013, cuando lo investigó por supuestos desvíos de fondos en la aplicación del Plan Argentina Trabaja. El tiempo no todo lo arregla. 
 


El saludo de Fioramonti y Gray. Luego la ex senadora reclamaba poner la agenda feminista de lleno en el partido (Foto: AG La Plata) 

 

COMPAÑERAS. Sentado en la cabecera del Consejo, Gray escuchó el pedido de las consejeras de tener mayor atención de parte de la estructura partidaria de las actividades que realizan. Primero, la concejala de Lomas de Zamora y consejera del partido, Marita Velázquez, le pidió a Gray que le confirme “la fecha que tenemos pendientes las mujeres, las consejeras que integramos este consejo para que podamos tener pronto una reunión junto a usted”. Luego, la ex senadora bonaerense Cristina Fioramonti también pidió a las autoridades del partido poner en la agenda del partido la lucha feminista. “Creemos que la paridad está bien y es un buen derecho, pero vamos por mucho más. No hay que tener miedo de salir a pelear y hablar de las cosas que los movimientos de mujeres, en las calles, atravesando todos los partidos políticos, están discutiendo. Yo estoy acá por peronista, no por feminista: soy orgánica. Entonces voy a hacer lo que el partido decida, pero tenemos una oportunidad histórica de ver que hay un movimiento en las calles, en las universidades, en las escuelas. ¿Nosotros que vamos a hacer?, ¿nos vamos a quedar atrás?, no podemos no hablar”, dijo. Gray se llevó tarea para la casa.