X
El jefe de la campaña para la reelección de Macri no compró el plan que le vendían la gobernadora y Salvai. Fueron dos semanas de negocaciones. En la Rosada cantan victoria, pero mostrarán mesura.
Por 29/01/2019 20:50

"Es el resultado de varias conversaciones y reuniones que mantuvimos en las últimas semanas, tal como lo habíamos contado", explicó a Letra P un funcionario de la jefatura de Gabinete, que conduce Marcos Peña, para mostrarse cauteloso respecto al desenlace del debate sobre el desdoblamiento de las elecciones bonaerenses de las nacionales. El cuidado de las evaluaciones provenientes de la Casa Rosada estan concentradas e evitar que la gobernadora provincial María Eugenia Vidal no quede como la gran perdedora de la disputa interna del PRO.

Los recaudos fueron desde los gestos haste el discurso, porque Vidal no fue hasta la Casa Rosada a comunicarle que había resignado la posiblidad de separar las elecciones provinciales de las presidenciales. Cuentan que Peña, en su calidad de jefe de campaña de Cambiemos a nivel nacional, propuso reunise en otro lugar de la capital. Algunas fuentes oficiales sostienen que la cita se concretó en las oficinas que tiene la gobernadora en el Museo Nacional Ferroviario, de Retiro, pero cerca de la mandataria sólo coinciden en el barrio. Puertas adentro del PRO sostienen que uno de los elementos que inclinó la decisión fueron los últimos estudios "cuali y cuanti", es decir, las fotos más actualizadas de las mediciones y focus groups que le encargaron al consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba y su socio Santiago Nieto sobre el desdoblamiento, formulado como "un insert" dentro de los sondeos desarrollados entre diciembre y los primeros días de este año electoral.

 

 

Los mensajes hacia afuera de Balcarce 50 también fueron a cuenta gotas, porque la decisión del Gobierno fue dejar la comunicación del desenlace en manos de la Provincia, aunque bendice la insistencia de Peña contra esa posibilidad. La directiva sobre los recaudos para transmitir la noticia no impidió que algunos funcionarios delinearan un primer balance. "Es el epílogo previsible de no haber construido nada sólido en la Provincia", comentó una fuente en referencia a la escasa autonomía política que tiene el PRO bonaerense, y el naciente "vidalismo" por fuera de las líneas de acción que elige la Casa Rosada. Sin embargo la misma fuente admitió que hasta ahora, "un Presidente nunca fue en busca de la reelección en soledad, con todos sus candidatos provinciales por separado. La decisión de Vidal va en esa línea, para reforzar la reelección de Macri".

 

 

Otro involucrado en el debate dentro de la mesa chica del PRO recordó que otro argumento de peso tuvo que ver con "la decisión de evitar que los bonaerenses vayan más de dos veces a las urnas", mientras que otros apelaron a cuestiones de erosión pública en medio de los frentes que tendrá que resolver Vidal durante la gestión del último año de mandato que le queda por delante. "Si bien es un argumento que es menos politico, había una serie de problemas de comunicación para la Provincia: tener que salir a explicar que desdoblaba,  que bajaba las PASO y que hacia una reforma electoral, en resumen, que gastaba un montón de guita justo antes de la paritaria paritaria docente, algo que la oposición, y especialmente Roberto Baradel iban a aprovechar innecesariamente", confió la fuente consultada, en una apreciación que confirma la preocupación que tiene el entorno presidencial sobre la hipersensibilidad del electorado sobre temas económicos, frente a una caída de las expectativas por la recesión.

 

 

Esa versión coincide en un punto de la decisión que le adjudican a Vidal en La Plata. "No queríamos que María Eugenia quedara especulando candidaturas", redondeó uno de los funcionarios provinciales que siguió de cerca la forma en que la gobernadora resolvió enterrar el desdoblamiento. Aunque algunas versiones indican que la resolución fue adoptada la semana pasada y que tuvo su clímax este lunes en Mar del Plata, cuando se mostró junto a Macri durante la reapertura de un hospital local, en la Plata explicaron a este medio que "Vidal tomó la decisión este martes, en una reunión que tuvo con (el jefe de Gabinete provincial Federico) Salvai y después fue a reunirse con Peña".

 

 

"Fue un lindo showcito que se terminó hoy", graficó otro funcionario de la Casa de Gobierno que integra la fila de aquellos que siempre se mostraron escépticos sobre el desdoblamiento.