X
El máximo tribunal penal del país vecino rechazó un recurso que buscaba frenar la detención del ex presidente, que lidera las encuestas para las presidenciales de octubre.
Redacción 06/03/2018 18:16

El Superior Tribunal de Justicia de Brasil (STJ, máximo tribunal penal de ese país) rechazó este martes un habeas corpus preventivo a favor del expresidente Luiz Inácio Lula da SIlva que tenía el objeto de impedir que fuera detenido luego de una condena de segunda instancia que recibió en una causa por delitos de corrupción.

De esa forma, el STJ dejó el camino liberado para que Lula pueda ser detenido cuando lo determine la Cámara de Apelaciones de Porto Alegre, que lo sentenció a 12 años y un mes de prisión.

Tres de los cinco miembros de la Sala 5 del STJ lograron mayoría tras votar a favor de la interpretación según la cual el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) decidió en 2016 que no era imprescindible ir a prisión apenas con un fallo en cualquiera de las tres instancias.

 

 

"No se ve ilegalidad en la determinación de cumplir pena después de la segunda instancia", dijo el juez que fue miembro informante del caso, Felix Fischer.

La defensa de Lula ahora debe esperar la decisiva reunión del STF para definir su caso y el de miles que argumentan que la Constitución establece que la ejecución de las condenas a prisión debe cumplirse con el fallo confirmado en todas las instancias.

Lula fue condenado por corrupción en primera instancia por el juez Sérgio Moro en la operación Lava Jato y esa sentencia fue ampliada y ratificada por el Tribunal Regional de Porto Alegre.

La cámara de Porto Alegre recibió los recursos de queja de Lula y un pedido de la fiscalía para ejecutar la prisión de inmediato.

En la condena, la cámara de apelaciones resolvió, por unanimidad, encarcelar al ex presidente una vez terminados los recursos en la segunda instancia.

Lula, precandidato del Partido de los Trabajadores (PT), lidera las encuestas para las elecciones presidenciales de octubre próximo, pero la condena en dos instancias puede inhabilitarlo una vez que se abran los registros de candidaturas en la justicia electoral.

Revés judicial pone a Lula en la puerta de la cárcel

El máximo tribunal penal del país vecino rechazó un recurso que buscaba frenar la detención del ex presidente, que lidera las encuestas para las presidenciales de octubre.

El Superior Tribunal de Justicia de Brasil (STJ, máximo tribunal penal de ese país) rechazó este martes un habeas corpus preventivo a favor del expresidente Luiz Inácio Lula da SIlva que tenía el objeto de impedir que fuera detenido luego de una condena de segunda instancia que recibió en una causa por delitos de corrupción.

De esa forma, el STJ dejó el camino liberado para que Lula pueda ser detenido cuando lo determine la Cámara de Apelaciones de Porto Alegre, que lo sentenció a 12 años y un mes de prisión.

Tres de los cinco miembros de la Sala 5 del STJ lograron mayoría tras votar a favor de la interpretación según la cual el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) decidió en 2016 que no era imprescindible ir a prisión apenas con un fallo en cualquiera de las tres instancias.

 

 

"No se ve ilegalidad en la determinación de cumplir pena después de la segunda instancia", dijo el juez que fue miembro informante del caso, Felix Fischer.

La defensa de Lula ahora debe esperar la decisiva reunión del STF para definir su caso y el de miles que argumentan que la Constitución establece que la ejecución de las condenas a prisión debe cumplirse con el fallo confirmado en todas las instancias.

Lula fue condenado por corrupción en primera instancia por el juez Sérgio Moro en la operación Lava Jato y esa sentencia fue ampliada y ratificada por el Tribunal Regional de Porto Alegre.

La cámara de Porto Alegre recibió los recursos de queja de Lula y un pedido de la fiscalía para ejecutar la prisión de inmediato.

En la condena, la cámara de apelaciones resolvió, por unanimidad, encarcelar al ex presidente una vez terminados los recursos en la segunda instancia.

Lula, precandidato del Partido de los Trabajadores (PT), lidera las encuestas para las elecciones presidenciales de octubre próximo, pero la condena en dos instancias puede inhabilitarlo una vez que se abran los registros de candidaturas en la justicia electoral.