Economías Regionales

Fruticultura: acuerdo mínimo en el inicio de la cosecha

En las horas que comienza la recolección de la pera williams, se reunió un ente que regula costos. El mensaje del gobernador Weretilneck.

Mientras los gobernadores que comparten el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, el centro geográfico por excelencia para la fruticultura patagónica, pregonan una acción combinada para darle batalla a una crisis sin fin, funcionarios del área convocaron a diferentes actores de la cadena productiva.  En la sede de la Secretaría de Fruticultura rionegrina, se reunió la Mesa de Contractualización, entidad creada por ley que tiene entre otras funciones fijar el costo de producción del kilo de fruta que se produce en el  Valle, el cual ha sido de 34 centavos de dólar para la presente temporada.

 

El ministro de Agricultura de Río Negro, Alberto Diomedi; junto al secretario de Fruticultura, Carlos Banacloy; recibieron a los máximos representantes de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI): el presidente, Pablo Cervi; y el gerente Marcelo Loyarte. Hablaron sobre el Libro Blanco y presentaron un documento con sus aportes. “Lo importante es que hay buena predisposición para mejorar la competitividad”, resumió Banacloy sobre este segundo encuentro.

 

Arribar al costo de producción fue una tarea de un par de horas, la que se realizó intercambio entre los miembros de la mesa, entre los que se encontraban los legisladores Norma Coronel (Juntos Somos Río Negro), Ariel Rivero (FPV); Alberto Santagni de INTA, el subsecretario de Fruticultura, Pablo De Azevedo; el jefe de Información y Estadísticas de la Secretaría de Fruticultura, Héctor Zubeldía, y el abogado de la Secretaría, Hipólito Ibarra.

 

 

“Es muy saludable para la actividad que hayamos acordado este costo, que sirve de referencia”, destacó Banacloy, quien adelantó que en la reunión se solicitó al INTA revisar los modelos de referencia, “porque estamos actuando con información del censo frutícola del año 2005”.

 

Adelantó el Secretario que se intentará que el INTA haga una simulación para mostrar como impacta en los costos la incorporación de tecnología. “Y también hay que revisar los empaques, para analizar las pérdidas que se registran”, acotó. “Lo importante es que mostraron buena predisposición para mejorar la competitividad, y entienden como nosotros, que tiene que haber un esfuerzo de todos los sectores para poner en marcha un plan integral para la fruticultura que nos permita salir de esta inercia de hablar siempre de la coyuntura”, sintetizó Banacloy.

 

El gobernador Alberto Weretilneck, de paso por General Roca, habló de la relación con empresarios y productores luego de sacar por decreto el Libro Blanco de la fruticultura. Si bien la recepción al inicio no fue buena, argumentó un respaldo legal en su decisión.  "El Libro Blanco tiene consenso", respondió a Letra P y aclaró: "Tenemos que tener un sustento técnico. Nosotros tenemos esta propuesta, pero si debe ser modificada (...) no tenemos inconvenientes. Lo que no queremos, es discutir sobre parches".

 

Rolando Figueroa y Alberto Weretilneck. La Patagonia está en alerta.

Las Más Leídas

También te puede interesar