X
En acuerdo, Depetri y Julián Álvarez, con el aval de CFK, no lo dejaron meter mano en el armado de lista. Su esposa no renueva mandato en Diputados ni fue anotada en la nómina de concejales.
Redacción 26/06/2017 13:27

El senador Darío Díaz Pérez volvió a tropezar en su territorio. Al desplazamiento sufrido en 2015 por La Cámpora, que lo obligó a renunciar a una posible reelección y que terminó con la derrota del peronismo en el Municipio; se suman las negociaciones infructuosas que dejaron a su esposa fuera de las listas.

El ex intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, ha perdido el poderío que ostentaba años atrás en el distrito bonaerense de Lanús. La antesala de este desenlace comenzó en las elecciones de 2015, cuando La Cámpora logró correrlo de aquella rueda electoral al evitar que jugara por una nueva reelección de su mandato al frente del Municipio – que condujo entre 2007 y 2015-, obligándolo a competir por una banca en el Senado. En aquella contienda el kirchnerismo se encolumnó detrás de la postulación del ex viceministro de Justicia de la Nación Julián Alvarez, quien finalmente fue derrotado por Néstor Grindetti por poco más de 3700 votos.

Aún con esa derrota sobre sus espaldas, el kirchnerismo no dudó en volver a restarle protagonismo al ex jefe comunal y a su familia. Pese a las intenciones de su esposa, la diputada provincial Karina Nazabal, de bajar al distrito para proyectarse para las 2019 y buscar un lugar en el Concejo Deliberante, la maniobra no fue permitida por Julián Alavrez y el diputado nacional Edgardo Depetris, quien fue azuzado como líder de la nómina local.

El ex viceministro de Justicia de la Nación había indicado antes del cierre de listas que “para Lanús hay ciertos sectores que no sirve que participen de nuestro espacio porque ya cumplieron su ciclo y están agotados”, en referencia a Díaz Perez. Durante 2015, Álvarez se pocisionó criticando la gestión del entonces intendente.

En acuerdo, ambos dirigentes, echaron mano a la lista y anotaron sólo a los propios con el aval de la dirigencia nacional del kirchnerismo. Depetris, que encabeza la lista de Unidad Ciudadana que en ese distrito, enfrentará a la oficialista que lidera la ex massista Noelia Quindimil, sobrina nieta del histórico intendente local, quien el año pasado  se sumó a la gestión Cambiemos que conduce Néstor Grindetti.

La lista K se completa con Mayra Daporta, una dirigente que responde a Álvarez. Recién el tercer lugar, Díaz Pérez pudo meter un referente de su línea, Héctor Montero.

Las negociaciones dejan fuera de juego a Karina Nazabal, a quien se le vence el mandato de diputada provincial este año y no encontró lugar para revalidarlo. Díaz Pérez, por su parte, tiene mandato en la Cámara alta provincial hasta 2019.

La lista de Unidad Ciudadana la completan Natalia Gradaschi y Leandro Decuzzi. Álvarez también puso dos consejeros escolares, Cristian Yacobitti y Julián Di Lorenzo.