Política

Insaurralde-Máximo: una cena sin fotos para "trabajar juntos" y limar a Randazzo

Se juntaron en la casa de Cabandié. Participaron varios intendentes. Quieren amalgamar a los distintos grupos internos del PJ bonaerense para tener una lista "única, sólida y fuerte".

El peronismo kirchnerista bonaerense empieza a agruparse en busca de una lista única y fuerte para enfrentar a Cambiemos. Se trata de una virtual boleta que hasta el momento no tiene en sus planes al espacio de Florencio Randazzo y que, por el contrario, busca desgastar el incipiente armado del ex ministro de Transporte de CFK para las próximas elecciones. En esa estrategia arrima al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, que hasta hace algunos meses esperaba una definición del chivilcoyano, que, por ahora -y desde que Mauricio Macri es presidente- no sale a la escena pública. Este martes, varios intendentes del conurbano, más los camporistas Máximo Kirchner, Wado de Pedro, Juan Cabandié y Andrés "Cuervo" Larroque,  dieron el puntapie inicial en la estrategia electoral "de un PJ fuerte". 

 

Comieron un asado en la casa de Cabandié, en el barrio porteño de Caballito. Allí, el anfitrión -cuentan- se destacó en el manejo de las brasas. "Hizo el asado él, no como Massa, que se acercó a la parrilla para sacarse una foto con la camisa y sin arremangarse", bromeó uno de los presentes. De la cena participaron los intendentes de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; La Matanza, Verónica Magario; Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; Escobar, Ariel Sujarchuk; Moreno, Walter Festa; Avellaneda, Jorge Ferraresi; Pehuajó, Pablo Zurro; Ensenada, Mario Secco; Merlo, Gustavo Menéndez, y La Costa, el -como Insaurralde- esmeraldo Juan Pablo de Jesús. También estuvo el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza. 

 

En la cena pusieron como objetivo, primero, "generar una lista fuerte". Se trata de una "oferta electoral con buenos candidatos, amplia y sólida", según le comentaron a Letra P algunos comensales. Por el momento no hay nombres y, como acostumbra el peronismo, "eso se va a saber sobre la fecha". Sin embargo, hay algunas pistas. La llegada de Insaurralde al asado es sugerente. El intendente de Lomas de Zamora aparace cada vez más alejado del neo-randazzismo que promueve una candidatura no K del ministro del Interior y Transporte durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

 

Es que, luego de la derrota del peronismo en 2015, el lomense fue uno de los promotores del nacimiento del Grupo Esmeralda. Durante casi todo 2016, estuvo explicando que era el tiempo de los intendentes y que ellos deberían ser quienes encabezaran el proceso de reorganización del peronismo. En ese esquema, Randazzo aparecía como la figura de "renovación". Sin embargo, Cristina sigue teniendo buena imagen en el conurbano, territorio de los intendentes. Eso hace rever los pasos y el posicionamiento de los alcaldes, que, antes que nada, cuidan sus pagos chicos y se arriman al calor de quienes les aseguran votos. 

 

Pero el lomense asegura tener autonomía y control de algunos distritos o -mejor dicho- de sus intendentes: por ejemplo, Esteban Echevarría, con Fernando Gray. Y, de paso, La Cámpora aprovecha para seguir mostrándose "con gente que tiene -justamente- votos". Lo contó este medio la semana pasada. La estrategia K también es ésa: pese al destrato que operaron contra Insaurralde luego de que renunciara a la banca de diputado nacional que le garantizó CFK en 2013, ahora el acercamiento funciona para desgastar a Randazzo.  

 

Por eso, otro dato que destacan es que, además de Insaurralde, el jefe comunal del Partido de La Costa también se plegó a la cena. De Jesús es otro integrante del Grupo Esmeralda. De hecho, el año pasado, el jefe comunal había sido ungido como uno de los armadores del espacio en el interior bonaerense. 

 

El plan es claro: debilitar a Randazzo para llegar a una consolidación que permita amalgamar a todos los sectores del PJ. "Queremos pasar a ser un PJ de organización política y no un listado de tribus, confederaciones y bandas", aseguraron desde el quincho de Cabandié (lugar donde puntualmente se realizó el asado). Además, fuentes del Grupo Esmeralda también recordaron que existen los intendentes del Fénix, el Establo, la Tercera chica y el Grupo de los Ocho, ubicado en el sudeste bonaernese. La idea final es que todos esos espacios se paren bajo el techo del PJ bonaerense sin dejar atrás la impronta kirchnerista. 

 

El secretario de Gestión de Registros Provinciales Matías Figueroa Escauriza y el gobernador Pullaro durante una subasta de bienes decomisados al delito.
El 53% rechaza las SAD en Argentina, medida que impulsa el gobierno de Javier Milei

También te puede interesar