X

Dispar reacción por el triunfo del Sí en el referéndum nuclear de Río Negro

El oficialismo local y nacional, lo destacan. La oposición peronista, lo minimiza por el bajo nivel de participación. Lo que se viene.
Por 18/12/2017 8:54

Con el aval del senador nacional Miguel Ángel Pichetto, quizás el máximo defensor de la consulta popular que se realizó el domingo en Sierra Grande, su ciudad, se impuso el Sí a la instalación de una Central Nuclear en las costas del Golfo San Matías. De esta forma, un nuevo escenario podría iniciar el proceso de revisión de la ley que prohibió -con algunos reparos- la usina atómica en Río Negro. Tal lo informara Letra P, la Legislatura provincial paralizó la instalación, pero, con una excepción: las plantas de diseño nacional basadas en la tecnología CAREM (Central Argentina de Elementos Modulares) desarrollada por CNEA e INVAP S.E.

 

 

El índice de participación fue muy bajo en el referéndum. De los casi 7 mil electores capacitados (6.824 votantes) fueron a las urnas 1467. 1214 votaron por el Sí y ante la pobre respuesta se abrió un nuevo debate sobre la representatividad del comicio.

“En el único lugar que le preguntaron a la gente, estaba a favor”, aseguró este lunes el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, a quien se lo vio por Sierra Grande junto al diputado nacional Sergio Wisky y Pichetto. “Es importante destacar que el proceso avanza dentro de las instituciones. Ojalá siga evolucionando”, le contó a AM 740 (La Carretera).

Desde la oposición al intendente Nelson Iribarren, quien le había asegurado a Letra P que según fuera el resultado avanzaría en aspectos legales -o haría los planteos necesarios-, no dudaron en bajarle el precio al resultado. “Fue pobre”, contestó el jefe de bloque opositor en el Concejo Deliberante, Marcos Boiocchi (FpV). “Fue pobre porque más del 80 por ciento del padrón le dio la espalda a la Central”, comentó el concejal a este medio.

La incapacidad de “una consulta manipulada”, reiteran desde el peronismo, a la que tildaron “viciada de nulidad”, no alineó a todas las fuerzas que quedaron fragmentadas por la actitud del Senador. Por su parte Iribarren, que ya piensa en medidas judiciales, insistirá con el proyecto que le “cambiará la vida a la región” atlántica por el despido de cientos de trabajadores de la empresa minera china MCC y la desocupación que golpea a los serranos.

 

 

CUATRO. “La construcción de una central aquí, significaría cuatro Alto Valles”. La definición de Pichetto, tras el voto en la escuela de toda la vida, no frenó el rechazo dentro de su propia fuerza. La diputada Graciela Holtz, que había planteado en este portal la división que existe, publicó un claro comunicado este lunes reafirmando la abstención.

“A esta ´consulta´, que no era obligatoria ni vinculante, hoy la quieren mostrar como exitosa, porque la mayoría de los votos por el Sí pertenecieron a un sector minoritario, claramente fogoneados por el oficialismo”, advirtió Holtz.

Desde el Movimiento Antinuclear Rionegrino (MAR), se sumaron al rechazo. "Estamos en condiciones de expresar que en Sierra Grande triunfó el NO a la central nuclear, por lo que se agradece a todos los vecinos y vecinas que interpretaron con su abstención la voluntad de no someterse a una consulta tramposa, estéril y contradictoria", advirtieron en coincidencia a lo planteado a unos pocos kilómetros, en Chubut. Pablo Lada, referente antiminero de su provincia, rechazó el proceso -como lo hacía en vida Mario Das Neves- y lo caratuló como una "farsa extemporánea". 

 

 

Dispar reacción por el triunfo del Sí en el referéndum nuclear de Río Negro

El oficialismo local y nacional, lo destacan. La oposición peronista, lo minimiza por el bajo nivel de participación. Lo que se viene.

Con el aval del senador nacional Miguel Ángel Pichetto, quizás el máximo defensor de la consulta popular que se realizó el domingo en Sierra Grande, su ciudad, se impuso el Sí a la instalación de una Central Nuclear en las costas del Golfo San Matías. De esta forma, un nuevo escenario podría iniciar el proceso de revisión de la ley que prohibió -con algunos reparos- la usina atómica en Río Negro. Tal lo informara Letra P, la Legislatura provincial paralizó la instalación, pero, con una excepción: las plantas de diseño nacional basadas en la tecnología CAREM (Central Argentina de Elementos Modulares) desarrollada por CNEA e INVAP S.E.

 

 

El índice de participación fue muy bajo en el referéndum. De los casi 7 mil electores capacitados (6.824 votantes) fueron a las urnas 1467. 1214 votaron por el Sí y ante la pobre respuesta se abrió un nuevo debate sobre la representatividad del comicio.

“En el único lugar que le preguntaron a la gente, estaba a favor”, aseguró este lunes el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, a quien se lo vio por Sierra Grande junto al diputado nacional Sergio Wisky y Pichetto. “Es importante destacar que el proceso avanza dentro de las instituciones. Ojalá siga evolucionando”, le contó a AM 740 (La Carretera).

Desde la oposición al intendente Nelson Iribarren, quien le había asegurado a Letra P que según fuera el resultado avanzaría en aspectos legales -o haría los planteos necesarios-, no dudaron en bajarle el precio al resultado. “Fue pobre”, contestó el jefe de bloque opositor en el Concejo Deliberante, Marcos Boiocchi (FpV). “Fue pobre porque más del 80 por ciento del padrón le dio la espalda a la Central”, comentó el concejal a este medio.

La incapacidad de “una consulta manipulada”, reiteran desde el peronismo, a la que tildaron “viciada de nulidad”, no alineó a todas las fuerzas que quedaron fragmentadas por la actitud del Senador. Por su parte Iribarren, que ya piensa en medidas judiciales, insistirá con el proyecto que le “cambiará la vida a la región” atlántica por el despido de cientos de trabajadores de la empresa minera china MCC y la desocupación que golpea a los serranos.

 

 

CUATRO. “La construcción de una central aquí, significaría cuatro Alto Valles”. La definición de Pichetto, tras el voto en la escuela de toda la vida, no frenó el rechazo dentro de su propia fuerza. La diputada Graciela Holtz, que había planteado en este portal la división que existe, publicó un claro comunicado este lunes reafirmando la abstención.

“A esta ´consulta´, que no era obligatoria ni vinculante, hoy la quieren mostrar como exitosa, porque la mayoría de los votos por el Sí pertenecieron a un sector minoritario, claramente fogoneados por el oficialismo”, advirtió Holtz.

Desde el Movimiento Antinuclear Rionegrino (MAR), se sumaron al rechazo. "Estamos en condiciones de expresar que en Sierra Grande triunfó el NO a la central nuclear, por lo que se agradece a todos los vecinos y vecinas que interpretaron con su abstención la voluntad de no someterse a una consulta tramposa, estéril y contradictoria", advirtieron en coincidencia a lo planteado a unos pocos kilómetros, en Chubut. Pablo Lada, referente antiminero de su provincia, rechazó el proceso -como lo hacía en vida Mario Das Neves- y lo caratuló como una "farsa extemporánea".