Federación de Municipios

El Peronismo pone condiciones y traba la renovación de la FAM

Las actuales autoridades del PJ querían que la intendenta Magario ocupara la presidencia por un año. El Pro había acordado con la UCR, la titularidad en 2017. Y luego para el FR.

El acuerdo de las fuerzas políticas para la renovación de las autoridades de la Federación Argentina de Municipios (FAM), parece cada vez más distante.

 

La pelea inicial, por la cual el flamante gobierno de Cambiemos pretendía suceder a la actual conducción del peronismo, se había superado y se había ordenado una mesa de discusión.

 

En esa instancia, se había resuelto que el peronismo, a través de la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, conservara la presidencia hasta fin de año.

 

Y en 2017, el cargo se trasladaría al intendente de Córdoba capital, el radical, Ramón Mestre. Mientras que en 2018, la presidencia pasaría al Frente Renovador. En ese caso, el nombre mencionado fue el del ex candidato a vicepresidente, y jefe comunal de Salta, Gustavo Sáenz.

 

Sin embargo, este pre acuerdo, se frustró en los últimos días, debido a que el peronismo, pidió extender su presidencia. Es decir, que Magario ocupe un año exacto, y no la culminación de 2016.

 

El encargado de gestionar este proceso es el intendente de Florencio Varela, y actual titular de la FAM, Julio Pereyra. Junto al jefe del PJ bonaerense, Fernando Espinoza.

 

Pereyra no juega en ninguno de los grupos de intendentes del peronismo, pero tiene llegada con todos ellos. Su historia y el haber conservado el territorio, le dan esa autoridad.

 

Pero Espinoza, que perdió la interna para la gobernación, sufre la resistencia de la mayoría de sus pares, espacialmente del Grupo Esmeralda, que prefiere verlo fuera de juego.

 

Como la renovación de autoridades de la FAM no tiene fecha fija, sino que la determinan los afiliados, la elección dependerá del curso de las negociaciones.

 

El Pro podría reintentar el acuerdo, aunque en lo inmediato no parece posible. O intentar ganar la presidencia, apostando a las intendencias radicales.

 

El peronismo también visualiza esa posibilidad, por eso, a fines de agosto pasado, acordó con el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, la afiliación de más de 50 intendentes de esa Provincia.  

 

 

El Cabildo de Córdoba.
milei, el objetivo final del avance de macri sobre el bullrichismo bonaerense

También te puede interesar