Transparencia electoral

La reforma política de Macri, ahora es castigada por el Frente Renovador

El zigzag que del massismo con el gobierno nacional tuvo un nuevo punto. Fue con la presentación de la reforma electoral que presentó Mauricio Macri este miércoles. “Es cosmética”, describieron.

Este miércoles el presidente Mauricio Macri, presentó el proyecto de reforma política que enviará al Congreso y que prevé la instauración de la boleta electrónica, la eliminación de colectoras y candidaturas múltiples, debate presidencial obligatorio, ley de transición de Gobierno y más control de la Justicia sobre el financiamiento de los partidos políticos. Para el massismo es insuficiente.

 

“La norma que estamos mandado al congreso va a garantizar la oferta electoral, cosa que antes no ocurría. Siempre hubo robo de boletas y esta norma va a garantizar que todos los partidos políticos por más que no tengan una estructura partidaria importante o que no tengan fiscales en el cuarto oscuro puedan ser elegidos”, le detalló a Letra P el subsecretario de Asuntos Electorales del ministerio del Interior, Obras Públicas y Viviendas, Ezequiel Fernández Langan, en el marco del III Congreso Argentino de Derecho Electoral, organizado por el Foro Federal de Organismos Electorales, en el senado bonaerense. 

 

Pero el cuñado de Sergio Massa y senador provincial Sebastián Galmarini remarcó que desde el massismo están a favor de terminar con las listas colectoras “y todas las artimañas que complican a los ciudadanos a la hora de elegir”; pero que sin embargo “el problema más profundo que tiene nuestro sistema político, que es la crisis por la que atraviesan los partidos políticos, no la estamos atacando de manera directa”.

 

“El costo de la implementación podría elevarse de forma escandalosa. La diferencia entre el costo del contrato con la empresa Indra para la transmisión de datos para las tres elecciones –P.A.S.O., elección general y balotaje- del año pasado fueron 330 millones de pesos con 95 mil mesas a nivel nacional, versus 245 millones que se licitaron con la empresa MSA para algo más de 7 mil mesas sólo en la Ciudad de Buenos Aires. Estaríamos gastando más de 3.500 millones de pesos para una reforma en el sistema de votación”, aseguró Galmarini. 

 

El senador también reconoció que “estas modificaciones no terminan de atender ni de consolidar la independencia, la transparencia ni la celeridad que reclamamos para terminar con las discusiones permanentes que se dan elección tras elección”.Pese a las diferencias discursivas que ensaya el massismo, lo cierto es que legislativamente el Frente Renovador avanza a la par de Cambiemos acompañando todas las iniciativas del oficialismo. Sobre todo a nivel bonaerense a donde el pacto sellado en diciembre se afianza ley a ley.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar