X

A Martiniano lo descolocaron preguntándole por El Pozo de Quilmes y creyó que era un bache

Un periodista le consultó si el ex centro clandestino de detención iba a ser un museo de la memoria, pero el indentende del PRO salió hablando de cualquier cosa.

Redacción 24/03/2016 18:41

Insólito error cometió el intendente de Quilmes, Martiniano Molina, cuando un periodista le preguntó durante este jueves en el que se recuerdan los 40 años del golpe militar, si pensaba construir un museo de la memoria en lo que a fines de los setenta funcionó como un centro clandestino de detención, en la ciudad que actualmente gobierna. Quedó en evidencia su falta de conocimiento del tema, porque respondió cualquier otra cosa y cerró hablando del bacheo.

 

 

Molina habló de "trabajar en conjunto" y de "unir a los argentinos", de la misma manera que lo hace el presidente Mauricio Macri y en definitiva toda la dirigencia del PRO. Pero cuando le preguntaron por algo más específico, tambaleó.

“Teniendo en cuenta el pedido y el reclamo de que El Pozo de Quilmes se convierta en un museo de la memoria, ¿esto será posible que en algún momento desde el municipio se lo articule?”, le consultaron al jefe comunal, que inmediatamente sonó descolocado. El periodista tuvo que aclarar a qué se refería porque Martiniano quedó en silencio, aunque igualmente no sirvió.

“La verdad es que nosotros estamos trabajando fuertemente para solucionar todos los problemas en Quilmes", comenzó respondiendo Molina, que lentamente se ahogó en el típico discurso del intendente nuevo que lucha contra la pesada herencia. "Nos encontramos con un municipio complejo, con una administración donde las personas que estaban preparadas, que eran de carrera fueron dejadas de lado, entonces la situación es compleja. La verdad es que nosotros estamos trabajando fuertemente para solucionar todos los problemas en Quilmes. Nos encontramos con un municipio complejo, con una administración donde las personas que estaban preparadas, que eran de carrera fueron dejadas de lado, entonces la situación es compleja. Y para resolver los problemas tenemos que desandar muchísimo”, agregó.

Quedó claro que nunca supo de qué le hablaban, y la remató de la siguiente manera: “Y entonces cada una de las problemáticas, ya sea las cuestiones que tengan que ver con los servicios, en el caso del bacheo, las luminarias, todo lo que tiene que ver con la obra pública, lo que tiene que ver con las escuelas, con la situación edilicia de todos los inmuebles del municipio, la verdad que es muy compleja y vamos de a poco, y destinamos recursos de a poco porque no queremos hacer cosas alocadas”.

Luego continuó diciendo más cosas que nada tenían que ver con la pregunta referida al ex centro clandestino de detención denominado El Pozo de Quilmes y también el Chupadero Malvinas. Funcionó como centro clandestino de detención y maternidad clandestina entre agosto de 1975 y enero de 1979, en el marco de la última dictadura militar en el país. Hoy en día es la dependencia en ese distrito de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.