Provincia de Buenos Aires

Por el escándalo generado, no habrá restricción de boletas

La CNE desestimó la medida del juez Durán, que dejaba en manos de los Partidos, la reposición de las papeletas. (En la nota, la resolución completa).

El juez federal con competencia electoral, Laureano Durán, había resuelto limitar a 25 (antes eran 40) la cantidad de boletas por Frente Electoral que se ubicarían en el cuarto oscuro.

 

Y ante el faltante, serían los fiscales partidarios los encargados de la reposición. La decisión generó la inmediata reacción de los Partidos más chicos, que se encuentran imposibilitados por adeptos y financiamiento, para tener fiscales en cada escuela o sede de votación.

 

Esta mañana, varios de los apoderados de estas fuerzas, como el PTS, el GEN integrante de Progresistas, y el MTS, hicieron las presentaciones pertinentes en la justicia electoral.

 

Temprano, en su habitual rueda de prensa en el ingreso de la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, consideró un “despropósito” la decisión de Durán, y adelantó que apelaría la medida.

 

Su contrincante interno, Julián Domínguez, en cambio, prefirió guardar silencio sobre el tema.

 

Desde Cambiemos, Mauricio Macri, también cuestionó la medida, y convocó a la gente a ser “héroe el 9 de agosto”, y fiscalizar desde la redes, registrando con los celulares las faltantes, o impedimentos para la votación.

 

El gobierno nacional no se manifestó al respecto, pero las críticas comenzaron de forma creciente a poblar la agenda política.

 

Fue entonces que la Cámara Nacional Electoral, ante la presentación del apoderado de la lista 135 E "El poder de la unión" de Cambiemos, resolvió tomar cartas en el asunto.

 

Durán había justificado la medida por la extensión de las boletas, que agregan dos cuerpos para los candidatos al Parlasur, y lo inconveniente que resultaba armar los fajos y ubicarlos en las urnas para el traslado.

 

Desde la CNE, se consideró que “si bien es cierto -como señala el magistrado subrogante- que, en el marco de las previsiones vigentes respecto de los instrumentos de votación, la provisión de boletas de sufragio -e incluso su eventual reposición o reaprovisionamiento durante la jornada electoral- es responsabilidad primaria de los partidos, alianzas o confederaciones, este Tribunal ha resaltado en anteriores ocasiones que la boleta no es un instrumento al servicio del Partido, es la posibilidad física para que se exprese el ciudadano”.

 

Y se detalló que “el derecho a elegir y ser elegido conlleva deberes correlativos que el Estado debe asumir en la organización de los comicios, de donde surge la responsabilidad del  Estado de velar por la efectiva disponibilidad de las boletas correspondientes a todas las agrupaciones políticas que hayan postulado candidatos”.

 

La Cámara avanzó además sobre el sistema electoral, al que calificó de deficiente, y recomendó el sistema de boleta única.

 

“El actual sistema de votación resulta absolutamente deficiente” indica en sus argumentos la CNE, y remarca “a la luz de los diferentes problemas que con frecuencia se suscitan, esta Camara advirtió en varias oportunidades que "la inmensurable cantidad de boletas debe  inexorablemente conllevar el debate sobre los medios instrumentales que el régimen jurídico establece para canalizar la oferta electoral y ejercer el derecho de sufragio".

 

Y establece “la conveniencia de evaluar la instrumentación de un sistema de boleta única, en el que se encuentre a cargo del órgano electoral su confección y suministro”.

 

La resolución de la Cámara completa: 

 

José Alperovich, durante la audiencia en la que escuchó los alegatos de la fiscalía y de la querella. 

Las Más Leídas

También te puede interesar