La izquierda uruguaya obtendría control parlamentario y se encamina a ganar el balotaje

La izquierda en Uruguay se encamina a su tercer mandato consecutivo, con mayoría parlamentaria, tras una elección en la que el oficialista Tabaré Vázquez quedó a un paso de suceder al presidente José Mujica.

Con el 99,6% de los votos escrutados, Vázquez suma el 47,2% de los sufragios y queda en clara ventaja para vencer en una segunda vuelta el 30 de noviembre al centroderechista Luis Lacalle Pou, que culminó segundo con el 30,5% de los votos.

 

“Hoy está prácticamente confirmada la mayoría parlamentaria”, dijo la presidenta del oficialista Frente Amplio (FA), que advirtió que ese resultado primario debe ser confirmado por la Corte Electoral al finalizar el segundo escrutinio recién el fin de semana.

 

Vázquez, oncólogo de 74 años que en 2005 se convirtió en el primer presidente de izquierda de Uruguay, rompió los pronósticos de las encuestadoras locales con una casi segura mayoría parlamentaria que permitirá a su partido completar 15 años de control absoluto en el parlamento.

 

Una mayoría que la última década le permitió aprobar reformas fiscales y de la salud, o leyes como la despenalización del aborto y la regulación del mercado de la marihuana.

 

Precisamente la legalización de la marihuana, que habilitó el cultivo en hogares y clubes y la venta en farmacias -instancia aún no implementada- es rechazada por Lacalle Pou, que ha indicado que solo apoya el autocultivo pero no la venta por parte del Estado.

 

Sin la posibilidad de ser reelecto por la Constitución, que prohíbe dos mandatos presidenciales consecutivos, Mujica confirmó sus altos niveles de aceptación al convertirse en el candidato a senador más votado.

 

Además, su fracción partidaria el Movimiento de Participación Popular (MPP) fue por amplia mayoría la más votada de la izquierda, con seis senadores.

 

Uruguay, de 3,3 millones de habitantes, cerró en 2013 su undécimo año consecutivo de expansión de su economía, tiene un desempleo en torno al 6% y ha registrado una fuerte caída de la pobreza en la última década.

 

Claudia Sheinbaum, presidenta electa de México.

También te puede interesar