Ciudad BA

El sistema de inscripción escolar cosecha miles de reclamos en la Ciudad

La página para inscribirse, los canales para reclamos que se hacen a través de la línea telefónica 147 y el correo electrónico que habilitó el gremio docente, colapsó. Mellizos que quedaron anotados en distintas escuelas, chicos que verán discontinuada su trayectoria pedagógica en la misma institución, padres angustiados y conflictos interpersonales son algunos de las consecuencias del fallido sistema online de inscripción que habilitó el gobierno porteño para 2014.

“La inscripción online fue hecha por alguien que no conoce el sistema educativo, informáticos que saben de tecnología pero no comprenden las problemáticas de las escuelas”, dijo a Télam Rubén Berguier, secretario gremial adjunto de Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera).

 

Según los registros del gremio docente, “el sistema online de inscripción falló en los tres niveles de la enseñanza, y mostró que no hay vacantes principalmente en inicial y primaria; además de otorgar mal los lugares causando un caos y un perjuicio sin precedentes”, añadió Berguier.

 

“El sistema online de inscripción terminó enfrentando a los padres entre sí y con los directivos de los colegios, donde razonablemente van a quejarse angustiados y preocupados por el destino escolar de sus hijos”, dijo el dirigente.

 

A manera de ejemplo, el docente de UTE contó que “un padre llegó a la  Escuela 9 del barrio porteño de Villa Pueyrredón (Distrito Escolar 16) con una nota oficial que decía que si su hijo era prescolar ya tenía la vacante asignada para el primer grado, aunque le indicaba que lo inscribiera de todas maneras para que quedara el registro. La vacante no le salió”.

 

“El colmo fueron los casos de los mellizos. En un caso, un hermanito obtuvo una vacante y el otro no; en el otro caso, ambos nenes quedaron inscriptos en distintas escuelas”, contó una docente a Télam.

 

El problema que se suscitó en muchas escuelas fue que vacantes que tenían que asignarse a los chicos que pasaban de una sala a la siguiente “fueron ofrecidas online y otorgadas a otros chicos”, explicó una supervisora.

 

Natalia, una mamá del Distrito Escolar 15, “acostumbrada a manejarme con la computadora, pude hacer la inscripción online sin problemas pero el sistema me dio una opción falsa. En esa escuela no había sala de tres. Es decir, la sala de tres funcionaba en otro edificio por lo que el cálculo que yo había hecho para llevar a mi hija iba a ser distinto y muy inconveniente por el trayecto que yo hago para mi trabajo”.

 

Los profesores de escuelas secundarias se enfrentaron a otras dificultades: “muchos turnos a la tarde quedaron vacíos, sin inscriptos, mientras que a la mañana hay largas colas de espera”.

 

Desde que mandaron las listas el 9 de diciembre, las escuelas se transformaron en escenarios de discusiones y peleas entre padres y de padres con los directivos por el problema de la inscripción.

 

Tras los primeros cientos de quejas, el Ministerio de Educación porteño envió personal a algunas escuelas para asistir en la inscripción online a los padres que se acercaban a los establecimientos disgustados por la imposibilidad de concretar el trámite virtual.

 

“De todas maneras, hubo gente que se inscribió y recibió un correo que dice que no tiene asignada la vacante, o papás que hicieron el trámite correctamente y cuando llegan a la escuela se encuentran que su vacante no existe”, explicó el dirigente de UTE.

 

Por el colapso en el correo del gremio, las denuncias por esa vía  deben enviarse desde hoy a [email protected]

 

Las Más Leídas

También te puede interesar