Economía

Vence el inmobiliario rural y denuncian que las subas son mayores a las prometidas

A partir de mañana vence la cuota “extra” que se incorporó por la reforma impositiva aprobada en mayo en la legislatura bonaerense. A un día de que se cumpla el plazo, los ruralistas aseguran que los aumentos en las partidas superan el 300% y en algunos casos llegan al 600%. El Gobierno había asegurado que el incremento no superaría el 50%.

 Dirigentes rurales bonaerenses aseguraron que los aumentos en las partidas del Impuesto Inmobiliario Rural (IIR) -cuyos pagos vencerán a partir de mañana- superan en muchos casos el 300 por ciento y en otros llegan al 600, pese a que el Gobierno provincial había sostenido que las subas alcanzarían como máximo picos del 50 por ciento.

 

 Consiste en un “cargo adicional” a la segunda cuota del Inmobiliario que los productores pagaron, sin subas, a mediados de julio. Si bien para entonces la Legislatura ya había aprobado el nuevo aumento -en el marco del paquete impositivo impulsado por Scioli que también incrementó Ingresos Brutos y Sellos- la Provincia decidió no aplicar el incremento para evitar tensar aún más las relaciones con el sector.

 

 Ahora, los chacareros comenzaron a recibir el aumento pendiente, mientras que en noviembre llegarán las partidas de la tercera y última cuota anual del Inmobiliario con las subas ya incorporadas

 

 Según informaron fuentes del sector agropecuario, el plus recibido en estos días equivale a aumentos del orden del 300 por ciento en distritos ganaderos de la ruta 2 y de hasta el 600 en el partido de San Vicente. El cálculo surge de la proyección del adicional sumada a la segunda cuota pagada en julio.

 

 Por su parte la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) informó que “todos los contribuyentes” del Inmobiliario Rural recibirán esta cuota adicional y se les informará, a través de la boleta, cómo impacta el revalúo en cada uno de los casos, donde se detallará si el impuesto sube, baja o se mantiene igual. Según señaló la Agencia en un comunicado, “los propietarios de 62% de las partidas observarán que su impuesto no se incrementará, por lo tanto les llegará una boleta sin monto a abonar. En tanto que el 38% restante la recibirán directamente con el importe que deberán pagar”.

 

 “Como habíamos advertido, hay numerosos casos de aumentos del 300 por ciento en distritos de cría como Chascomús o Las Flores, y de 600 por ciento en San Vicente. También hubo fuertes subas en zonas del sur de la provincia, que están bajo emergencia por sequía desde hace años, y en el norte, en partidos como Pergamino” señaló el director ejecutivo de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Alfredo Rodes.

 

 Esta situación que denuncian los ruralistas se da  pese a que desde la Provincia aseguraron  durante la discusión de los aumentos del IIR que las subas promediarán el 40 por ciento, con picos de hasta 50 por ciento como máximo. Cabe recordar que en ese momento, los ministros de Economía y Asuntos Agrarios, Silvina Batakis y Gustavo Arrieta, habían admitido la posibilidad de que se produjeran “algunos errores” en el cálculo de las subas de impuestos, aunque desde el ruralismo señalaron que los aumentos con subas superiores al 300 no son meras excepciones.

 

 Alfredo Rodes y  Rodrigo Esponda (titular de la sociedad rural de Junín) coincidieron en que la tasa de incobrabilidad del IIR a partir de las subas “va a ser alta” porque “mucha gente no va a poder pagar”.

 

 En este contexto, el Gobierno bonaerense convocó a las entidades rurales de la provincia para retomar el martes que viene las negociaciones por el revalúo y la suba del IIR, en medio de amenazas de nuevas medidas de fuerza por parte del sector. En tanto, la Mesa Agropecuaria bonaerense volverá a reunirse mañana para unificar posturas de cara al encuentro del martes.

 

fuente: diarioextra.com

 

Eduardo Rodríguez Chirillo, secretario de Energía
Lula da Silva, el peor enemigo de Javier Milei. 

También te puede interesar