La Unasur apoya a Lugo y tilda de “ilegítimo” al juicio político

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) solicitó dar al presidente del Paraguay, Fernando Lugo, todas las garantías para una legítima defensa para afrontar el juicio político en su contra, además de expresar la decisión del bloque de proteger la democracia en Latinoamérica.

Los cancilleres de la Unasur se reunieron con Lugo en la casa presidencial, para brindarle su apoyo y coincidieron en la necesidad de garantizar al paraguayo los derechos de defensa.

 

“La mayor preocupación de la Unasur es el ejercicio legítimo de la democracia y que, dentro de la misma, como principio rector, haya una administración de justicia y condiciones, absolutamente indispensable”, enfatizó el secretario general del bloque regional, Alí Rodríguez, en conferencia de prensa.

 

El secretario general de la Unasur expresó además su preocupación por la situación política que atraviesa el país, y ratificó que los problemas que atañen a la democracia de un país afectan a todo el bloque y que se respeta la soberanía paraguaya.

 

Los cancilleres de los 12 países que integran la Unión de Naciones Suramericanas, indicaron que se debe respetar la voluntad popular que eligió al presidente Lugo.

 

El presidente paraguayo será sometido a juicio político por lo sucedido hace poco más de una semana, cuando  un enfrentamiento entre policías y campesinos en una estancia de Curuguaty, dejó al menos 17 muertos y 80 heridos.

 

El jueves por la noche, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, declaró al canal TeleSur que lo que ocurre en Paraguay es “absolutamente ilegítimo, por eso enviamos una comisión al más alto nivel de Unasur”, expresó.

 

Correa había adelantado que los miembros de la Unasur no reconocerán al Gobierno que surja luego del juicio político a Lugo y aclaró que una de las cláusulas del bloque los faculta a cerrar las fronteras. “Lo que podemos en la Unasur es no reconocer a un nuevo Gobierno, incluso llegar al cierre de fronteras”, agregó.

 

Asimismo, el mandatario ecuatoriano expresó que Paraguay internamente “puede hacer lo que quiera, pero en lo internacional, depende de nuestra (Unasur) decisión”. E indicó que creía que ya se había superado esa etapa en América Latina, de intentar desestabilizar gobiernos electos y dijo que el resultado del juicio político al presidente paraguayo puede dejar un “nefasto antecedente para la región”.

 

La Cámara de Diputados resolvió solicitar al Senado el juicio político de Lugo por el “mal desempeño de sus funciones” por 76 votos a favor, uno en contra y tres ausencias, en un consenso de legisladores oficialistas y opositores. La gravedad del anuncio y la celeridad del juicio tomaron por sorpresa a los paraguayos y movilizaron a miles de partidarios y detractores de Lugo al centro de la capital, donde los bandos se manifiestan a la espera del desenlace del proceso.

 

El juicio que se resolverá este viernes y el presidente, a quien le falta poco más de un año para terminar su mandato, tendrá apenas dos horas para presentar su alegato y tratar de revertir una sentencia que muchos dan por descontada.

 

El juicio busca determinar si el mandatario incumplió sus funciones al permitir una mayor conflictividad social en el país, que tocó su punto máximo el viernes pasado con el enfrentamiento desatado a partir de un desalojo.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar