Judiciales

Cuádruple Crimen: la foto que podría dar un giro en la causa

La imagen, que será entregada a la justicia por la defensa del ¨Karateca¨ Martínez, mostraría al remisero Marcelo Tagliaferro junto al presunto autor material de las cuatro muertes de las mujeres, Javier ¨La Hiena¨Quiroga.

Osvaldo Martínez, uno de los dos procesados por el cuádruple crimen en el barrio platense de La Loma, presentará en la justicia, por medio de su abogado, una foto que podría dar un vuelco en el curso de la causa según informaron fuentes judiciales.

 

 En este sentido el defensor de Martínez explicó que en la imagen están el principal testigo del caso, el remisero Marcelo Tagliaferro junto a Javier “La Hiena” Quiroga, el otro acusado y procesado por el cuádruple femicidio de La Plata.

 

 En la foto estarían ambos en una pileta de lona junto a un menor, en la casa de la madre del acusado, ubicada en la localidad de Melchor Romero.

 

 La fotografía habría sido “tomada en la casa de la madre de Quiroga hace 4 ó 5 años cuando él ni siquiera tenía sus tatuajes”, indicaron.

 

 De este modo, el valor de la imagen se centra en que si se comprueba que son ellos dos, se llegaría a la conclusión de que ambos mintieron ya que  se conocerían desde antes, cuando tanto Quiroga como Tagliaferro aseguraron lo contrario y que nunca se habían visto.

 

 Por ello, Mazzeo- abogado de Martínez- solicitará al fiscal Álvaro Garganta realizar una pericia sobre el material fotográfico que mañana será presentado en la fiscalía.

 

 Aunque no brindó detalles de cómo llegó la imagen a él por miedo a represalias, indicó que “alguien” le entregó la foto, aunque según fuentes judiciales sería alguien que dice “conocer a Quiroga y a Tagliaferro de la noche”, y que los relacionó a diferentes “actividades del juego y la prostitución”.

 

 Mazzeo, quien denunció varias veces a Tagliaferro solicitará que se investiguen esos datos y que se pida indagar al remisero, para poder imputarlo.

 

 El cuádruple crimen ocurrió entre la medianoche del sábado 26 y la madrugada del domingo 27 de noviembre del año pasado en una casa de calle 28, entre 41 y 42, donde fueron asesinadas De Bártole, a su hija Bárbara Santos (29 años), su nieta Micaela Galle (11) y una amiga de la familia Marisol Pereyra (35).

 

También te puede interesar