01|7|2022

Destitución de Mingarini: “Es un mensaje sobre el tipo de Justicia que queremos”

17 de mayo de 2022

17 de mayo de 2022

El diputado Maximiliano Pullaro avaló las acusaciones contra el magistrado por mal desempeño y falta de perspectiva de género. "Es un antes y un después", dijo.

El Tribunal de Enjuiciamiento destituyó por unanimidad al juez santafesino Rodolfo Mingarini y avaló las acusaciones por mal desempeño, sobre todo en casos de violencia de género. El diputado provincial Maximiliano Pullaro, uno de los integrantes del cuerpo, fue quien comunicó la noticia. “La mayoría entendió que no podía ser juez de la provincia de Santa Fe en función de los valores y la justicia que pretendemos tener”, señaló en diálogo con la prensa y aseguró que es “un antes y un después”. 

 

El legislador de UCR Evolución destacó que “es imposible garantizar una respuesta adecuada a las víctimas cuando la actuación judicial constituye una forma de revictimización y no contribuye a generar la confianza ciudadana indispensable para que otras víctimas se animen a denunciar”. 

 

El Tribunal estuvo integrado también por los ministros de la Corte Suprema de Justicia Roberto Falistocco, Daniel Erbetta, María Angélica Gastaldi, Julio Gutiérrez, Mario Netri y Eduardo Spuler, el senador provincial Armando Traferri y los representantes de los Colegios de Abogados de Rafaela, Héctor Ferrero, y de Reconquista, Julio Pagano. 

 

La denuncia fue formulada por el procurador Jorge Barraguirre y toma en cuenta nueve resoluciones en las que intervino Mingarini. “En este jury quedó demostrado el patrón de conducta de Mingarini como fundamento para que hayamos resuelto su destitución. En primer lugar, el menosprecio hacia el perjuicio sufrido por las víctimas, manifestado en la tendencia a minimizar el impacto de delitos gravísimos”, argumentó Pullaro a través de su cuenta de Twitter. Y agregó: “Además, el magistrado reitera en su conducta el juzgamiento de casos de violencia sexual en base a estereotipos de género y la falta de consideración en relación a personas en especial situación de vulnerabilidad por género, niñez o discapacidad”.

 

Por último, concluyó: “Finalmente, resulta evidente que Mingarini ha demostrado obrar con serios problemas para valorar la prueba con un criterio lógico y con tendencia a apoyar sus conclusiones en prejuicios y estereotipos de género".