VÍCTOR MOLOEZNIK

“Si Sain creía que el MPA era radical lo hubiera denunciado cuando asumió”

Es subdirector del Organismo de Investigaciones e inició la causa por supuesto espionaje ilegal contra su exjefe. La vuelta y la pistola en el escritorio.

A más de seis meses de que se iniciara la causa que investiga presuntas maniobras de inteligencia ilegal del Ministerio de Seguridad de Santa Fe en la era Marcelo Sain, el subdirector del Organismo de Investigaciones (OI) Víctor Moloeznik, autor de la denuncia inicial, sale al cruce de las acusaciones sobre la motivación política de la pesquisa. En diálogo con Letra P opinó sobre la filtración de la lista de nombres de supuestos espiados y contó cómo fue la vuelta de Sain al OI.

 

-Desde que se inició la investigación al exministro Marcelo Sain, el planteo de la defensa es que tiene un trasfondo político. ¿Qué responde a esa afirmación?

 

-Que es la única defensa que pueden alegar hasta ahora, en un contexto en donde no conocen las pruebas y es una estrategia para embarrar la cancha mediáticamente. Por los menos a los defensores los comprendo, no a los acusados, que saben todas las cosas que hicieron. La actuación de los fiscales es muy sólida, todos los planteos jurídicos que hicieron hasta ahora los defensores los perdieron.

 

-En el marco de esta causa, otra vez se vuelve a hablar de la estructura del MPA en Santa Fe y se critica que tenga un fuerte componente de raíz política. Incluso usted tuvo un paso previo por el Poder Ejecutivo. ¿La composición es un problema?

 

-No es así. La mayoría de los integrantes del MPA son de carrera judicial, han sido funcionarios del viejo sistema. Que hayan tenido un origen netamente político son una minoría muy estricta. A mí me acusan de ser radical y no sé de dónde sacaron eso. Y fijate cómo está cruzado esto, que yo accedí por concurso, con un jurado muy parecido al jurado por el que accedió al cargo Sain en su momento. Mi decreto de designación lo firma (el exministro) Juan Lewis, que hoy está defendiendo a los investigados en esta causa.

 

-Hay una declaración reciente de Sain en la que dice que el Organismo de Investigaciones es un comité radical pullarista...

 

-Él trabajó dos años sin ningún tipo de problemas con ese OI y con el MPA. Podría haber denunciado eso el día que juró y haber solicitado el traslado en comisión de todo ese personal. Pero parece que eran trabajadores competentes, porque no lo hizo. Cuando tomamos personal para el OI no les preguntamos a qué partido pertenecen, les tomamos una entrevista y una evaluación de antecedentes para ver si es una persona que puede ser valiosa o no para prestar servicios en el MPA y en ese contexto hay empleados peronistas, radicales, socialistas. Lo que no vamos a permitir, es que haya una direccionalidad política en una investigación.

 

-Usted hace la denuncia inicial en la causa que investiga actividades de inteligencia ilegal. ¿Cómo arranca el caso?

 

-Con un empleado del Ministerio de Seguridad que me transmite algunas actividades que realizaba con indicaciones de autoridades superiores. Me cuenta en forma detallada esas actividades, me muestra documental que apoya esos dichos y como funcionario público, al escuchar todo esto estoy obligado a hacer la denuncia. A partir de ahí, esta persona es citada a declarar y así se inicia la causa a mediados de año y continúa con un sigilo increíble. Muchos creen que el día de los allanamientos al Ministerio de Seguridad se inició la causa, y la verdad es que para ese momento la investigación estaba muy avanzada.

 

«Muchos creen que el día de los allanamientos al Ministerio de Seguridad se inició la causa, y la verdad es que para ese momento la investigación estaba muy avanzada»

-¿Fue una estrategia errónea que se filtraran los nombres de los supuestos espiados?

 

-Existía una posibilidad muy grande de que la lista se filtrara porque fue un oficio que se envió a todos los fiscales provinciales y federales de Santa Fe. Pero yo no veo que los fiscales tuvieran otra forma, en términos jurídicos, que enviar ese oficio porque necesitan saber si estas personas estaban siendo investigadas, porque ese va a ser el primer argumento de las defensas para bloquear la acusación.

 

-¿Cómo impacto esta causa en el OI? ¿Se puede investigar con tanto ruido alrededor?

 

-Más que la causa, lo que impactó fue el regreso de Sain en su momento. En su primer año como ministro se dedicó a decir que el fiscal general Jorge Baclini era un inútil, que el fiscal regional Carlos Arietti era un corrupto y que en el MPA Rosario eran todos unos vagos. Entonces los fiscales no nos mandaban oficios para investigar, porque nadie quería trabajar con el organismo. Y después, el día a día fue muy difícil, Marcelo (Sain) andaba con custodia todo el tiempo y él mismo te hacía pasar a su oficina con la pistola arriba del escritorio.

 

El intendente Pablo Javkin y el gobernador Maximiliano Pullaro lanzarán este miércoles el Acuerdo Rosario.
Maximiliano Pullaro y el ministro de Desarrollo Productivo Gustavo Puccini.

También te puede interesar