26|2|2021

Otra María Eugenia

22 de febrero de 2021

22 de febrero de 2021

María Eugenia Capuchetti llegó a jueza impulsada por el macrismo. Ahora investigará las denuncias contra Ginés González García. Sus terminales políticas.

María Eugenia Capuchetti es la jueza federal designada en Comodoro Py a instancias del macrismo que investigará la primera denuncia presentada contra el exministro de Salud de la Nación Ginés González García, quien salió eyectado del cargo luego de que el presidente Alberto Fernández le pidiera la renuncia, al conocerse que existió un posible sistema de vacunatorio VIP, luego de la confesión realizada por el periodista Horacio Verbitsky.

 

Su pliego fue aprobado el 16 de abril de 2019 en el Senado de la Nación con apoyo de las bancadas de Cambiemos y del Peronismo Federal. El kirchnerismo votó en contra. 

 

La jueza juró el 7 de mayo de ese año y está al frente del juzgado federal 5 que dejó vacante Norberto Oyarbide. También firma en las causas del juzgado que dejó vacante Rodolfo Canicoba Corral. Su padre, Carlos Capuchetti, es el jefe de Seguridad de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). La jura estuvo a cargo del presidente de la Cámara Federal, Martín Irurzun, autor de la doctrina que lleva su nombre en ámbitos judiciales y mediáticos y que durante el gobierno macrista permitió encarcelar de manera preventiva a empresarios y dirigentes ligados al kirchnerismo por sus presuntos lazos con el poder durante su paso por el funcionariado.

 

Capuchetti llegó al cargo con el apoyo del expresidente de Boca Juniors y operador judicial del macrismo Daniel Angelici. Antes, fue titular de la Oficina de Enlace con Organismos Oficiales del Ministerio Público Fiscal porteño bajo la gestión de Horacio Rodríguez Larreta y tiene vínculos con el ministro de Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, con quien coordinó una colección de libros sobre derecho penal.

 

Tras el examen ante el Consejo de la Magistratura quedó sexta en orden de mérito provisorio. El primer lugar fue para Tomás Rodríguez Ponte, seguido de Agustina Inés Rodríguez y, en tercer lugar, el secretario de la Sala IV de la Cámara de Casación Penal, Hernán Blanco.

 

Capuchetti jura ante el camarista Martín Irurzun.

Esta escala se modificó tras la etapa de impugnaciones y entrevistas personales realizadas por la Comisión de Selección del Consejo de la Magistratura. En septiembre de 2018 se elevó la terna al Poder Ejecutivo para definir quién ocuparía el cargo vacante y los órdenes habían cambiado: en primer puesto estaba Agustina Inés Rodríguez, seguida de Capuchetti y, finalmente, para completar el podio, Rodríguez Ponte.

 

Pese a sus vasos comunicantes con el macrismo, fue objeto de espionaje. Según publicó el diario Ámbito en su web, la magistrada fue una víctima más de espionaje a numerosos magistrados, gobernadores, figuras de la política y del espectáculo. Por ese motivo decidió apartarse de la investigación que estaba a su cargo. Se trata de un expediente que está radicado en el exjuzgado de Canicoba Corral.

 

Desde el viernes último se presentaron (al cierre de esta nota) ocho denuncias por el escándalo del vacunatorio VIP en el ministerio de Salud. Cuatro en el juzgado 6, donde Capuchetti es subrogante, y una en el juzgado 5 a cargo de la magistrada. El resto, en los juzgados federales 4, 7 y 8 a cargo de Ariel Lijo, Sebastián Casanello y Marcelo Martínez de Giorgi. La primera de las causas sorteadas fue en el juzgado 5, que debería actuar como foro de atracción y que todas se radiquen allí. Todo indica que el fiscal será Jorge Taiano.