X

El Frente de Todos pidió que el BCRA informe "quiénes fugaron capitales" durante la gestión de Macri y la oposición reclamó extenderlo hasta 2003.

Redacción 27/05/2020 10:06

Diputados y senadores protagonizaron una fuerte discusión en la Comisión Bicameral del Congreso encargada de monitorear la deuda externa, donde el oficialismo pidió que el Banco Central informe "quiénes fugaron capitales" durante la gestión de Mauricio Macri y la oposición reclamó extenderlo hasta 2003.

La comisión que encabeza el jefe del bloque de senadores del Frente de Todos, José Mayans, se reunió por videoconferencia y dio lugar a varios cruces subidos de tono, particularmente con el diputado de Juntos por el Cambio y vice del cuerpo, Luciano Laspina, que le reclamó a Mayans que "no" lo tome "por boludo".

El oficialismo hizo uso de su mayoría para aprobar un dictamen en el que se pide al Banco Central un informe para saber "quiénes fugaron capitales" durante la gestión anterior y rechazó el pedido de la oposición de hacerlo extensivo "por lo menos hasta 2003", con el fin de auditar también la salida de divisas durante la gestión del kirchnerismo.

 

 

La propuesta central del Frente de Todos fue presentada por el senador Oscar Parrilli, quien remarcó que la idea es que el Banco Central brinde "un detalle de quiénes fueron los tomadores de deuda, quiénes fueron y transfirieron sumas y si hubo responsabilidad o connivencia de los funcionarios" del gobierno de Macri.

"No es nuestra intención ir a cuestionar o poner en tela de juicio la conducta cultural de resguardar sus ahorros en dólares, sino buscar a aquellos que fugaron divisas y si lo hicieron de manera legal o ilegal, y además también saber si hubo funcionarios involucrados", agregó Parrilli.

Por su parte, los legisladores de la oposición pidieron que el informe se extienda a la gestión de la ex presidenta Cristina Kirchner dado que, según indicó el diputado Ricardo Buryaile, el gobierno de Juntos por el Cambio recibió "la gestión en 2015 con 240 mil millones de dólares de deuda de los cuales el 70% estaba en moneda extranjera, y se fue con 311 mil millones de dólares de deuda".

Fue entonces cuando tomó la palabra Laspina, quien realizó un extenso informe en el que indicó que "la fuga en 2015 trepa a los 25.500 millones de dólares, más del doble de lo registrado en 2016", durante la gestión de Macri, al tiempo que criticó la negociación actual con los bonistas, a la que calificó como "un descalabro".

 

 

"Si usted me dice que hay que sacrificar en la hoguera de la historia al gobierno de Macri por la fuga de capitales, yo le digo que en 2015 la fuga fue mayor a la de 2016 y fue parecida al equivalente de 21.550 millones que en promedio se 'fugaron' entre comillas, entre 2016 y 2019", disparó Laspina.

El diputado se exasperó cuando Mayans le pidió que redondeara su exposición, que ya llevaba varios minutos, y al tiempo que daba golpes en la mesa, lanzó: "Hemos escuchado a todos, esto es una falta de respeto, usted me quiere llevar por delante. ¡Yo tendré cara pero no soy boludo!".

El exabrupto generó la reacción de varios legisladores del oficialismo que pidieron orden y, minutos después, Laspina se disculpó, tras lo cual remarcó: "Lo que pedimos es que se amplíe el alcance de la investigación por lo menos hasta 2003, ya que entre 2003 y 2011 no había controles estrictos a la salida de capitales".

Finalmente, el pedido de informes al Banco Central se sometió a votación y el Frente de Todos impuso su mayoría para rechazar la propuesta de la oposición y limitar la "investigación" -según la definieron- a la gestión de Macri.

También fue denegada una convocatoria al ministro de Economía, Martín Guzmán, para que explique la estrategia del Gobierno en la renegociación de la deuda.