X
El periodista ocupaba el primer lugar de la nómina, pero la resistencia de la militancia obligó al espacio peronista a dar marcha atrás con su candidatura. Su reemplazo: Eduardo Fernández.
Redacción 22/06/2019 23:40

El Frente de Todos bajó la precandidatura para diputado nacional por Córdoba del concejal y periodista Tomás Méndez, quien ocupaba el primer lugar de la lista, luego de las protestas de la militancia en la capital mediterránea, y en su remplazo se ubicó al titular de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), Eduardo Fernández.

En tanto, se mantuvo en segundo lugar a la diputada de La Cámpora que va por la reelección, Gabriela Estévez, y tercero el secretario general de la Asociación Gremial de Empleados de Comercio de Córdoba (AGEC), Pablo Chacón, en representación del massismo, también cuestionado por la militancia.

 

 

Un importante grupo de manifestantes se había autoconvocado frente a la sede partidaria donde se encontraban referentes de más de una docena de organizaciones políticas y sociales, sobre Ayacucho al 150 de la capital de Córdoba, para protestar en contra de la primera nómina de precandidatos enviada desde el Instituto Patria.

En esa primera lista la encabezaba el concejal en el municipio de la capital de Córdoba por el espacio ADN, y también es conductor del programa ADN Periodismo Federal en el canal de cable C5N.

La protesta está encabezada por militantes de distintas organizaciones y de trabajadores del Sindicato Único de Recolección de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac), que tiene como uno de los referentes al legislador provincial Franco Saillén.

“No podemos ser parte de una lista encabezada por un periodista que hasta hace pocos meses atrás atacaba a los dirigentes de nuestro espacio. No podemos ser parte de una lista a la que se suma un paracaidista sindical que pretende expresar las luchas de las que nunca fue parte”, manifestó Saillén en referencia al titular del gremio de Comercio, Pablo Chacón.

La modificación definitiva no conformó a los manifestantes y se retiraron del lugar con amenazas de abandonar la estructura del sector.