X
El gobierno provincial oficializó el nombramiento de jueces y fiscales en el interior y el conurbano bonaerense tras la aprobación de pliegos en el Senado. Quiénes son los beneficiados en esta tanda.
Redacción 24/05/2019 9:36
La Justicia puede esperar

En medio de la polémica por la reforma del Código Procesal Civil, Comercial y de Familia que está empantanada en el Senado bonaerense y objetada por colegios de magistrados y de abogados, la gobernadora María Eugenia Vidal dio vía libre al nombramiento de jueces y fiscales de varios departamentos judiciales, tanto en el interior como en el conurbano.

Los nombres de los futuros magistrados ya fueron publicados en el Boletín Oficial y solo resta que se fije fecha de juramento para que hagan posesión del cargo que les dará estabilidad laboral y una suculenta remuneración, pero en este caso, no exenta del pago del impuesto a las ganancias.

Ya son oficiales las designaciones de John Broyard como fiscal general departamental y de Sebastián Hipólito Urquijo como juez en lo criminal N° 6, ambos en San Isidro.

 


María Eugenia Vidal y su ministro de Justicia, Gustavo Ferrari

 

Además, en San Nicolás designó como juez de primera instancia en lo civil y comercial N° 1 a Hernán Víctor Prat, y a Román Parodi como titular del Juzgado de Garantías N° 1; mientras que como jueza del Juzgado de Familia N° 1 de Morón fue designada Elsa Margarita Iglesias.

En tanto, en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 4 de Quilmes se nombró a José Gustavo Fuchs; en el Juzgado de Garantías N° 2 de La Plata a Eduardo Luis Silva Pelossi; y como defensor oficial ante el Fuero Criminal y Correccional de Avellaneda a María Fernanda Vetrano.

A la vez, como agente fiscal para actuar ante el Fuero de la Responsabilidad Penal Juvenil de Lomas de Zamora se designó a Juan Ignacio Colazo y como agente fiscal del departamento judicial La Plata se nombró a Fernando Martín Padován, actual funcionario de la gestión del intendente PRO de La Plata, Julio Garro.

Más del 12 por ciento de los cargos de jueces en la provincia de Buenos Aires se encuentran vacantes en el segundo poder judicial más grande de Sudámerica, solo superado por el del estado de San Pablo, Brasil. Se trata de unos 170 puestos que resienten el funcionamiento del servicio de justicia. Así se lo hizo saber hace tiempo la Suprema Corte de Justicia a la Gobernadora por intermedio de una carta.

Con la cobertura de estas vacantes Vidal intenta paliar el déficit de magistrados. La medida se da en un año electoral en el que pone en juego su continuidad al frente del Ejecutivo bonaerense, actuando en espejo con el gobierno nacional de Mauricio Macri, que tiene en su carpeta de gestión la designación del 32 por ciento de cargos en la justicia Federal antes de que concluya el actual mandato y, al calor de las encuestas de opinión, sin la reelección asegurada.

Vidal apura la designación de magistrados antes de las elecciones

El gobierno provincial oficializó el nombramiento de jueces y fiscales en el interior y el conurbano bonaerense tras la aprobación de pliegos en el Senado. Quiénes son los beneficiados en esta tanda.

En medio de la polémica por la reforma del Código Procesal Civil, Comercial y de Familia que está empantanada en el Senado bonaerense y objetada por colegios de magistrados y de abogados, la gobernadora María Eugenia Vidal dio vía libre al nombramiento de jueces y fiscales de varios departamentos judiciales, tanto en el interior como en el conurbano.

Los nombres de los futuros magistrados ya fueron publicados en el Boletín Oficial y solo resta que se fije fecha de juramento para que hagan posesión del cargo que les dará estabilidad laboral y una suculenta remuneración, pero en este caso, no exenta del pago del impuesto a las ganancias.

Ya son oficiales las designaciones de John Broyard como fiscal general departamental y de Sebastián Hipólito Urquijo como juez en lo criminal N° 6, ambos en San Isidro.

 


María Eugenia Vidal y su ministro de Justicia, Gustavo Ferrari

 

Además, en San Nicolás designó como juez de primera instancia en lo civil y comercial N° 1 a Hernán Víctor Prat, y a Román Parodi como titular del Juzgado de Garantías N° 1; mientras que como jueza del Juzgado de Familia N° 1 de Morón fue designada Elsa Margarita Iglesias.

En tanto, en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 4 de Quilmes se nombró a José Gustavo Fuchs; en el Juzgado de Garantías N° 2 de La Plata a Eduardo Luis Silva Pelossi; y como defensor oficial ante el Fuero Criminal y Correccional de Avellaneda a María Fernanda Vetrano.

A la vez, como agente fiscal para actuar ante el Fuero de la Responsabilidad Penal Juvenil de Lomas de Zamora se designó a Juan Ignacio Colazo y como agente fiscal del departamento judicial La Plata se nombró a Fernando Martín Padován, actual funcionario de la gestión del intendente PRO de La Plata, Julio Garro.

Más del 12 por ciento de los cargos de jueces en la provincia de Buenos Aires se encuentran vacantes en el segundo poder judicial más grande de Sudámerica, solo superado por el del estado de San Pablo, Brasil. Se trata de unos 170 puestos que resienten el funcionamiento del servicio de justicia. Así se lo hizo saber hace tiempo la Suprema Corte de Justicia a la Gobernadora por intermedio de una carta.

Con la cobertura de estas vacantes Vidal intenta paliar el déficit de magistrados. La medida se da en un año electoral en el que pone en juego su continuidad al frente del Ejecutivo bonaerense, actuando en espejo con el gobierno nacional de Mauricio Macri, que tiene en su carpeta de gestión la designación del 32 por ciento de cargos en la justicia Federal antes de que concluya el actual mandato y, al calor de las encuestas de opinión, sin la reelección asegurada.