TARIFAZO

Vidal autorizó un aumento en la tarifa eléctrica del 24% en promedio

La actualización empezará a regir a partir del lunes. Alcanza a las cuatro prestadoras de la provincia y a las 200 cooperativas. La resolución incluye otra suba para febrero de 2019.

La administración que conduce María Eugenia Vidal avanzará con un nuevo tarifazo en la ámbito de la provincia de Buenos Aires. La gobernadora autorizó un aumento promedio del 24% en las tarifas eléctricas a partir del próximo lunes. La resolución publicada, este martes en el Boletín Oficial, incluye un nuevo incremento en febrero de 2019 porque el Ejecutivo decidió prorratear una parte de la suba hasta ese mes, y cobrar la diferencia en cuotas.

 

La actualización del nuevo cuadro tarifario alcanza a las cuatro grandes prestadoras provinciales (Edelap, Eden, Edea, Edes) y las más de 200 cooperativas, que desde agosto pasado habían visto incrementado el costo del precio mayorista de la electricidad, regulado por la estatal Cammesa.

 

Los nuevos valores dispuesto por la gestión vidalista comenzarán a correr desde el próximo lunes, y se harán efectivas con las boletas que llegarán en noviembre, puesto que las prestadoras ya emitieron las correspondientes al actual período.

 

El nuevo cuadro tarifario, según la agencia DIB, se explica por la suba del 36,1% del costo mayorista dispuesto por el gobierno de la nación, y del 16% en el valor de distribución, fijado por el gobierno de la provincia en función del incremento de los costos operativos, actualizados por inflación. Este esquema, según los cálculos oficiales, se traducirá en un aumento promedio del 24% en las boletas de luz, aunque según la región podría ser mayor.

 

La resolución, además, dispone un prorrateo del 50% del aumento del Valor Agregado de Distribución (VAD), cuya diferencia comenzará a pagarse a partir de febrero, en 6 cuotas y a valores actualizados por la inflación. Esto se resolvió para evitar un impacto mayor en el bolsillo de los bonaerenses: de acuerdo a los cálculos, el precio de la tarifa plena hubiera alcanzado en subas del orden del 35%.

 

 

 

Es que de acuerdo a la fórmula anual aprobada tras las audiencias públicas realizadas en mayo de este año, el valor de distribución, actualizado por inflación, debía incrementarse un 33%. En este punto, la administración bonaerense resolvió, siguiendo una resolución similar del ENRE para Edenor y Edesur, autorizar solo el 50% del total "para que el aumento no impacte tanto".

 

Las empresas, no obstante, no perderán: puesto que cobrarán el valor pleno desde febrero y cobrarán la diferencia originada este año en 6 cuotas con intereses. La intención del Gobierno es, en última instancia, atemperar el peso del aumento durante los meses del verano, donde se registran los máximos consumos.

 

Habrá un pequeño beneficio para los industriales y comerciales, que reducirán la carga tributaria a partir de una baja de la alícuota del fondo compensador. Para los primeros, pasará de 3 a 2%, para los segundos, de 5 a 3%.

 

 

 

La resolución entrará en vigencia recién el lunes, cinco días después de la publicado en el Boletín Oficial, debido a que se estableció un período para que usuarios o asociaciones y empresas puedan efectuar oposiciones y correcciones al nuevo cuadro tarifario.

 

Andrés Scarsi se suma al Gobierno
Sandra Pettovello, ministra de Capital Humano.

También te puede interesar