Plan V

Vidal, dura con maestra de Suteba que le reclamó llamado a paritarias

La gobernadora fue abordada de forma respetuosa por una docente y sindicalista, pero no respondió el pedido y contraatacó: “Que los chicos aprendan”. A su lado, el titular de Educación, en silencio.

“Estamos muy preocupados por la no convocatoria a paritarias”, le dijo la docente y representante del Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Provincia de Buenos Aires (Suteba) Liliana Rossi a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

 

Sucedió este lunes, luego de que la mandataria recorriera la escuela secundaria N°54, ubicada en Monte Chingolo, partido de Lanús.

 

“Queremos que se inicien las clases, somos los primeros interesados, pero obviamente queremos también que se respeten nuestros derechos. Necesitamos sentarnos en una mesa de diálogo para definir las cuestiones laborales y las situaciones que tienen que ver con las condiciones de trabajo”, explicó la maestra.

 

Vidal, que la escuchó atentamente, no le dio ninguna respuesta a su pedido de convocatoria a paritarias. Por el contrario, a la pasada y tras tomar uno de los volantes que la docente repartía, le dijo “y que los chicos aprendan ¿no?, es todo”. Y se fue, sin saludar.

 

 

El titular de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, que acompañaba a la mandataria en la recorrida, tampoco dio respuestas ni demoró su marcha para dialogar con la docente. El silencio, el funcionario siguió a Vidal en su camino.

 

El lunes 5 de marzo es la fecha pautada para el inicio del ciclo lectivo, por lo que los gremios comenzaron a mostrar apuro por iniciar las negociaciones con el gobierno provincial.

 

Pero la estrategia de la mandataria va en sentido opuesto. La gobernadora demora el llamado atenta a la inestable coyuntura económica, donde la inflación parece no detener su ascenso, y las pautas fijadas por el gobierno nacional hablan de una oferta salarial no superior al 15 por ciento.

 

Suteba es uno de los gremios que integran el Frente de Unidad Docente y su secretario general, Roberto Baradel, es el sindicalista más cuestionado por la mandataria.

 

Baradel es, además, el secretario de Relaciones Internacionales de la CTA de los Trabajadores y uno de los que se sumó a la marcha opositora del próximo 22 de febrero, convocada por Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y un sector de la CGT.

 

Maximiliano Pullaro y el ministro de Desarrollo Productivo Gustavo Puccini.
El peronismo de Neuquén busca su destino. Darío Martínez se planta y rechaza un acuerdo con Rolando Figueroa.

También te puede interesar