X
Así lo detalló el presidente del bloque oficialista en la Cámara de Diputados, Maxi Abad. En Chascomús, la gobernadora tuvo que escapar de un reclamo de sindicalistas.
Redacción 13/10/2018 16:18

El escrache que recibió la gobernadora María Eugenia Vidal esta semana en la localidad de Chascomús, despertó el repudio del arco oficialista y un indicio: que la modalidad de reclamo está organizada y que se busca desestabilizar. 
 


El presidente del bloque de diputados oficialistas en la Cámara baja, Maximiliano Abad, bonaerense sostuvo que “detrás de las agresiones están siempre los mismos grupos de poder, no hay que confundir la violencia organizada con reclamos genuinos”.

El jueves último, Vidal visitó la localidad de Ranchos y Chascomús. De esta última localidad, la gobernadora tuvo que salir a las corridas dentro de su automóvil cuando integrantes del gremio de Suteba (docentes) y CICOP (salud) intentaban llevar adelante un escrache ante su presencia. 

Abad acompañaba a la mandataria en ese momento. El diputado remarco que “la gobernadora ha demostrado un coraje que está muy por encima de estas situaciones de amedrentamiento. En definitiva, lo que buscan estos grupos es desestabilizar un proyecto que cambió de raíz muchas dinámicas de corrupción, muchos privilegios que nunca se habían tocado. Ese es el camino por el que va María Eugenia, del que no se va a correr por hechos como este, y los violentos van en la dirección contraria”.
 


Por su parte, el presidente del bloque de senadores bonaerenses de Cambiemos, Roberto Costa también remarcó que “la violencia es parte del pasado”. 

El senador apuntó también contra las expresiones de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien dijo sentirse “feliz” por el escrache hacia Vidal. 

“El violento mensaje de Hebe de Bonafini debe encontrarnos a todos comprometidos con los valores democráticos”, dijo Costa. 
 


Y Abad, también apuntó contra los dichos de Bonafini. “Apela a la violencia política como método para dirimir diferencias, lo cual ha sido nefasto en la historia argentina y es inaceptable en el presente. Si hay una víctima de eso es Hebe de Bonafini y estoy seguro de que ella sabe que el odio no es el camino”, dijo el titular del bloque oficialista en la Cámara baja bonaerense. 

 

En Cambiemos hablan de “grupos de poder” detrás de los escraches a Vidal 

Así lo detalló el presidente del bloque oficialista en la Cámara de Diputados, Maxi Abad. En Chascomús, la gobernadora tuvo que escapar de un reclamo de sindicalistas. 

El escrache que recibió la gobernadora María Eugenia Vidal esta semana en la localidad de Chascomús, despertó el repudio del arco oficialista y un indicio: que la modalidad de reclamo está organizada y que se busca desestabilizar. 
 


El presidente del bloque de diputados oficialistas en la Cámara baja, Maximiliano Abad, bonaerense sostuvo que “detrás de las agresiones están siempre los mismos grupos de poder, no hay que confundir la violencia organizada con reclamos genuinos”.

El jueves último, Vidal visitó la localidad de Ranchos y Chascomús. De esta última localidad, la gobernadora tuvo que salir a las corridas dentro de su automóvil cuando integrantes del gremio de Suteba (docentes) y CICOP (salud) intentaban llevar adelante un escrache ante su presencia. 

Abad acompañaba a la mandataria en ese momento. El diputado remarco que “la gobernadora ha demostrado un coraje que está muy por encima de estas situaciones de amedrentamiento. En definitiva, lo que buscan estos grupos es desestabilizar un proyecto que cambió de raíz muchas dinámicas de corrupción, muchos privilegios que nunca se habían tocado. Ese es el camino por el que va María Eugenia, del que no se va a correr por hechos como este, y los violentos van en la dirección contraria”.
 


Por su parte, el presidente del bloque de senadores bonaerenses de Cambiemos, Roberto Costa también remarcó que “la violencia es parte del pasado”. 

El senador apuntó también contra las expresiones de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien dijo sentirse “feliz” por el escrache hacia Vidal. 

“El violento mensaje de Hebe de Bonafini debe encontrarnos a todos comprometidos con los valores democráticos”, dijo Costa. 
 


Y Abad, también apuntó contra los dichos de Bonafini. “Apela a la violencia política como método para dirimir diferencias, lo cual ha sido nefasto en la historia argentina y es inaceptable en el presente. Si hay una víctima de eso es Hebe de Bonafini y estoy seguro de que ella sabe que el odio no es el camino”, dijo el titular del bloque oficialista en la Cámara baja bonaerense.