Economía

Memoria y micro reclamos: pymes y gremios trasladaron el malestar a la calle

Varias agrupaciones de empresarios y sindicatos como UOM y La Bancaria marcharon a Plaza de Mayo y comunicaron los problemas que afrontan los sectores.

En el marco de una de las convocatorias más masivas de los 24 de marzo de los últimos años, la calle se transformó en un variopinto evento que, además de reclamar Memoria, Verdad y Justicia, replicó los problemas sectoriales que genera la crisis económica. En las primeras filas más cercanas al escenario apostado en la Plaza de Mayo se congregaron grupos de pequeñas y medianas empresas en crisis, como los Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino y algunos textiles del municipio de Morón, que hace unos días vienen pidiendo que el municipio declare la emergencia en la actividad.

 

Lo mismo ocurrió con los trabajadores de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). El sindicato que lidera Antonio Caló militó en la calle el efecto negativo de las importaciones para su actividad. Más concreto fue lo de los trabajadores de La Bancaria, el gremio del que está al frente Sergio Palazzo. Convocaron a la marcha días antes y reconocieron que como sector –fuera de la CGT- están en contra de las políticas económicas que implementó el gobierno de Mauricio Macri. Fue, para los gremios, una especie de previa al paro nacional que la CGT anunció para el próximo 6 de abril, con una diferencia concreta: ese día no habrá marcha ni acto callejero, solo suspensión de actividades. Uno de los miembros del Triunvirato cegestista, Juan Carlos Schmid, también convocó a la marcha. Su sindicato, el de Dragado y Balizamiento, está en una pelea dura con el macrismo por una última novedad que había quedado suspendida durante el kirchnerismo: el loteo privado de los terrenos de Isla De Marchi, una zona que hoy se encuentra pintada al completo con mensajes claros de resistencia del gremio al avance sobre esos terrenos. No faltaron, claro, los gremios docentes, que aún siguen sin poder llegar a un acuerdo paritario en la provincia de Buenos Aires.

 

Los gazebos armados casi no soportaron la enorme cantidad de gente que reunió la marcha, que llenó de columnas casi todas las arterias aledañas a la Plaza. Se vieron, incluso, grupos de científicos, docentes y hasta al propio Alberto Kornblit, uno de los hombres de ciencia más relevantes de la Argentina y América Latina.

 

Toto Caputo y Federico Sturzenegger, dudas y señales positivas de los mercados
la reaccion del mercado a los cambios de gabinete: cae el dolar y suben las acciones

También te puede interesar