Política

La oposición cambió de estrategia y fue al recinto a discutir la ley de Inteligencia

Letra P.- A contramano de lo que hicieron en el Senado, los bloques no oficialistas resolvieron participar de la sesión en la que se debatió la reforma de la ex SIDE.

La oposición decidió dar marcha atrás con su estrategia de no participar del debate de la reforma de la ley de Inteligencia. A diferencia de lo que hizo en el Senado, tanto en las comisiones como en el recinto, los bloques no oficialistas resolvieron participar de la sesión del miércoles, en la que el kirchnerismo aprobó la ley de creación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y los convenios con China.

 

Tras las críticas que recibieron por su ausencia durante el debate en comisiones de la reforma de Inteligencia, tanto por parte de miembros del oficialismo como de los expositores invitados y los medios de comunicación, la oposición resolvió cambiar de estrategia y bajar al recinto a debatir la ley. Así lo decidieron los jefes de bloque durante las reuniones que mantuvieron el martes en el Congreso.

 

El cambio de estrategia fue confirmado por voceros de la bancada del PRO, el Frente Amplio Progresista, la Coalición Cívica, la UCR y el Frente Renovador. “Vamos a estar en el recinto. Lo que pasó en el Senado fue el primer impacto frente a la urgencia con la que el Gobierno mandó el proyecto de ley tras la muerte de Alberto Nisman. A veces no hay otra manera de expresar el desacuerdo con las formas que usa el Poder Ejecutivo. Ahora decidimos que es mejor estar en el debate, aunque votemos en contra”, explicó Juan Carlos Zabalza, jefe de bloque del Partido Socialista.

 

La oposición ya se había ausentado del debate de la reforma de Inteligencia en el plenario de comisiones en el Senado, la primera semana de febrero. Ese mismo día los bloques no oficialistas organizaron una conferencia de prensa simultánea al debate para anunciar que no participarían de la discusión y acusaron al kirchnerismo de promover un “debate exprés” sobre el tema. La conferencia estuvo encabezada por los jefes de bloque de todos los partidos en el Senado y Diputados.

 

Sin embargo, al llegar el proyecto al recinto, el 12 de febrero, el bloque del Peronismo Federal se diferenció del resto de los opositores cuando decidió participar del debate, aunque votó en contra. La maniobra había sido adelantada por el senador Adolfo Rodríguez Sáa, quien había admitido que la estrategia de la ausencia había sido equivocada. En paralelo a la sesión en la que se aprobó el proyecto, los opositores organizaron una audiencia pública para debatir sobre la muerte de Nisman.

 

Al pasar la iniciativa a Diputados se produjo el segundo cambio en la actitud opositora. El miércoles 18 el bloque de la Coalición Cívica, con Elisa Carrió a la cabeza, el radical –ahora independiente- Eduardo Santín, Claudio Lozano, Néstor Pitrola y Celia Arena dieron la discusión en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados. Así, el resto de la oposición quedó prácticamente forzada a dar marcha atrás con su anuncio de que dejaría al kirchnerismo hablando del tema en soledad.

 

Patricia Bullrich  
Ezequiel Atauche y Bartolomé Abdala, de La Libertad Avanza, durante el debate de la ley ómnibus. 

También te puede interesar