Política

Camioneros en pie de guerra contra las pólizas de Nación Seguros

Por Antonio Rossi.- Fueron presentados con bombos y platillos hace dos años como una nueva herramienta para modernizar el sector. Pero con el correr de los meses, y a medida que se fueron instrumentando, se convirtieron en una pesadilla para los pequeños y medianos empresarios del autotransporte de cargas.

Se trata de los préstamos subsidiados del programa “Bicentenario” que la administración kirchnerista puso a disposición de las compañías de camiones con el fin de incentivar la “renovación y ampliación” de las flotas de vehículos de cargas.

 

La mayoría de las empresas que accedieron a los créditos promocionales del Gobierno, comenzaron a toparse con una sorpresa poco grata.

 

Según advirtieron los empresarios camioneros, el costo del seguro obligatorio que deben contratar con la estatal Nación Seguros –que maneja el camporista e íntimo amigo de Máximo Kirchner, Juan Ignacio Forlón– resulta hasta cuatro veces más oneroso que las pólizas tradicionales que ofrecen las aseguradas privadas del mercado.

 

El esquema de financiamiento para la actualización de las flotas le permite a los dueños de camiones acceder a los créditos con tasas de interés bonificadas que pueden otorgar el Banco de la Nación Argentina (BNA), la firma Nación Leasing y los fabricantes de vehículos que se hayan adherido al programa.

 

Los préstamos –que pueden cubrir hasta el 100% del valor de los vehículos– se conceden con un plazo de hasta 5 años con tasas diferenciales para las pymes, cooperativas y municipios. Actualmente, la línea especial de financiamiento cuenta con un cupo total de $8.500 millones y se puede destinar a la compra de los siguientes unidades y bienes de producción nacional: camiones, acoplados, remolques, semirremolques, camionetas, minivans, ómnibus para servicios de media y larga distancia, maquinaria vial, tractores y equipos y aeronaves para uso agrícola.

 

Las quejas crecientes que plantean los transportistas de cargas señalan que, en muchos casos, el costo del seguro impuesto por Nación Seguros –la aseguradora del grupo BNA– ya supera la cuota mensual del crédito subsidiado.

 

Aquellos empresarios que sacaron un préstamo por el 80% del valor de un camión liviano, actualmente pagan alrededor de $5.500 de cuota mensual por la devolución del crédito y $6.000 por la cobertura obligatoria de Nación Seguros.

 

“Cualquier póliza anual contra terceros y responsabilidad civil, como la que exigen las normas vigentes, para un camión liviano en una aseguradora privada de primera línea ronda los $ 20.000 anuales más IVA. Pero la póliza contra todo riesgo que nos obliga a tomar Nación Seguros a los que accedimos a los créditos del Bicentenario no baja de los $ 76.000 más IVA”, advirtió un transportista de cargas que decidió modernizar sus unidades con el programa oficial.

 

Según los cálculos que hacen los empresarios, al cabo de 60 meses pagarán el equivalente a casi dos créditos por el elevado valor del seguro.

 

Si bien por ahora están efectuando gestiones a nivel personal para tratar de revertir esta situación, en caso de no obtener respuestas los propietarios de camiones podrían lanzar una ofensiva con las cámaras empresariales del sector para poner sobre el tapete las abusivas condiciones de los seguros que estableció la gestión camporista que desembarcó en el Banco Nación.

 

El gobernador Rogelio Frigerio, la vicegobernadora Alicia Aluani, el presidente de Diputados Gustavo Hein e intendentes vecinalista de Entre Ríos en un encuentro en Cerrito.
Javier Milei - Toto Caputo

También te puede interesar