X
Letra P.- Arrepentido por su accionar en Brasil, el titular de la AFA se presentó en la Legislatura porteña junto a presidentes de distintos clubes de fútbol de la Capital y del conurbano para dar a conocer un proyecto de ley que propone sancionar a quien revenda entradas.
Redacción 03/11/2014 9:05

A pesar de haber confesado que revendió entradas durante el Mundial de Brasil, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, el ultragrondonista Luis Segura, se acercó este lunes a la Legislatura porteña para presentar un proyecto de ley que busca pelear contra ese delito en el marco de los espectáculos deportivos y artísticos.

“Cometimos un grave error y me arrepiento”, confesó Segura en declaraciones a Radio Mitre durante el mes de junio. Luego, en diálogo con ESPN radio, el directivo se defendió: “Los dirigentes vendimos entradas a gente que nos pedía. Pero una cosa es vender y otra revender”.

Segura (que continúa en la presidencia de Argentinos Juniors) se presentó en el Salón Presidente Perón escoltado por los presidentes Alejandro Nadur (Huracán), Daniel Angelici (Boca), Rodolfo D’ Onofrio (River), Hugo Moyano (Independiente) y los vicepresidentes  Julio Baldomar (Vélez) y Roberto Álvarez (San Lorenzo).

La iniciativa presentada, a la cual también suscribió All Boys, pretende modificar el Código Contravencional porteño respecto a la reventa de entradas. En síntesis, se propone sancionar con multas que oscilan entre los 2.000 y 3000 pesos y de dos a veinte días de arrestos a quienes cometan ese delito.

Además, se explica en el expediente elaborado, que si la reventa es cometida por “cualquier persona responsable de la organización, será sancionado con multa de $10.000 a $50.000 y 3 a 30 días de arresto”.

A su vez, en el artículo 2° del proyecto se indica que “si la realización de estas conductas produjere alteraciones al orden público, la multa irá de $20.000 a $100.000 y arresto de 6 a 60 días”.

“La reventa no está avalada por los clubes, somos todos víctimas de este problema. Deseamos que la norma sea sancionada en la Ciudad y luego en todo el país, para continuar resolviendo otros problemas que nos aquejan en el mundo futbolístico”, comunicó el titular de la AFA durante la presentación.

De la reunión también participó el vicepresidente 1° de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, quien marcó que  “la reventa de entradas perjudica mucho el esfuerzo que hacen las instituciones para llevar adelante un club”. “Nosotros además de legislar compartimos la pasión del fútbol y el espíritu de terminar con esta problemática, por eso tomaremos el proyecto y lo presentaremos para que sea sancionado”, aseguró Ritondo.

En tanto, el Fiscal General de la Ciudad de Buenos Aires, el macrista Martín Ocampo, explicó que “desde la Fiscalía detectaron que la norma tenía deficiencias, por lo que se realizaron modificaciones para penalizar la reventa de entradas y aumentar sus sanciones”.

“La norma abarca toda la problemática del negocio, es un avance importante y tenemos las herramientas necesarias para perseguir esta conducta”, concluyó el ex legislador del PRO.

Por su parte, el legislador del PRO Francisco Quintana adelantó que “esta semana, el proyecto ingresará a la Comisión de Justicia” y que “nuestra expectativa es que la iniciativa sea sancionada antes de que termine el presente año legislativo”.

Además de prometer un rápido tratamiento al pedido de la dirigencia futbolística, el PRO se comprometió a tratar normativas referentes a los “trapitos” y a la venta ambulante en las inmediaciones de los espectáculos masivos. Según explicar, otros reclamos de los clubes.

“Queremos a aprobar este proyecto para devolverle a la gente la seguridad de que nos estamos ocupando de perseguir a los que están fuera de la ley, para que vuelva a estar tranquila cuando va a la cancha o a disfrutar de un recital”, finalizó Quintana.

También estuvieron presentes los diputados Oscar Moscariello, Enzo Pagani, Jorge Garayalde, Agustín Forchieri, José Luis Acevedo, Raquel Herrero, Victoria Roldán Méndez (PRO) y Juan Nosigilia (SUMA+).