Política

Diciembre, el mes de las mediciones y las definiciones para Mauricio Macri y el PRO

Por Carlos Marino.- La ruptura de Lilita Carrió y el documento ambiguo de la UCR en San Fernando fortalecieron la línea de ir a la elección con lo propio. Para eso, el mes de diciembre será clave para dejar cerradas las estrategias con las que la fuerza liderada por Mauricio Macri enfrente el 2015.

Las señales difusas y hasta confusas de la dirigencia radical en el encuentro de “San Fernando” y la escandalosa ruptura de Elisa Carrió el jueves, pusieron en alerta a la mesa chica del PRO. Si bien ese grupo reducido de dirigentes que acompaña al Jefe de Gobierno viene insistiendo de ir con lo propio, fijaron fechas para determinar el plan de acción a seguir.

 

Durante los primeros días de diciembre, “vamos a medir en todas la categorías: presidente, gobernadores e intendentes y, por supuesto, jefe de gobierno”, dijeron. La idea es tener un panorama acabado de cuál es la realidad del PRO en cada uno de los rincones del país y ver cómo se encuentran los candidatos “propios”.

 

“Llegamos hasta acá siendo parte de lo nuevo, por qué deberíamos mezclarnos en internas que a la gente ya la tiene cansada, por qué mezclarnos con dirigentes que han sido parte de los problemas que hoy vive la sociedad. Nosotros venimos a ser parte de la solución y debemos mostrar que no somos más de lo mismo”, fundamentaron desde la “mesa chica” del espacio en una teoría cuyo ferviente defensor es Jaime Durán Barba.

 

En esa “gran medición” también estarán los escenarios de la fórmula Mauricio-Gabriela y cómo resolver la candidatura en Ciudad con un desdoblamiento de la elección que le permita llegar a la nacional con un triunfo para exhibir. También se medirán las posibles alianzas electorales, como Macri-Sanz, que evalúa el sector duro y cree que el radicalismo no le suma nada.

 

Así, esperaran los resultados de esa medición para tomar las decisiones en diciembre. “Nosotros no vamos a hacer grandes despliegues de campaña”, dijeron y en el verano harán recorridas con algunas fotos significativas. “Una de las fotos que están confirmadas es la presencia de Macri en el superclásico de Mar del Plata”, aseguraron desde el macrismo y remarcaron: “medimos en diciembre, decidimos en diciembre y largamos en febrero”.

 

Los dos sectores del PRO

 

La estrategia del espacio amarillo de cara al 2015 tiene dos sectores bien definidos: los que quieren ir con lo “PROPIO”, la mesa chica de Macri que se completa con Marcos Peña, Jaime Durán Barba y Horacio Rodríguez Larreta, y los “satélites”, donde se encuentran la senadora Gabriela Michetti y el ministro de Gobierno Emilio Monzó, entre otros, y se encargan del “armado nacional” pero que no tienen incidencia en el día a día sobre la mesa chica, aunque se les arrogó el éxito de Córdoba con la intendencia de Marcos Juárez ganada por el candidato del PRO, Pedro Dellarossa.

 

Todos buscan ampliar al macrismo pero ninguno de los dos sectores ha explicitado si el partido de Mauricio está dispuesto a ir a las PASO con los demás partidos de la oposición. Las señales en general hablan de ampliar el acuerdo opositor o directamente se habla de dirigentes puntuales. Tal vez, el indicio más claro lo dio el mismísimo Jefe de Gobierno el martes 11 de noviembre a través de la red social Facebook, donde publicó: “ENCONTRAR LO QUE NOS UNE SIN DEJAR DE SER QUIENES SOMOS”.

 

“Las PASO pueden ser la herramienta que necesitamos, no lo descarto. Quizá en ellas tengamos la oportunidad para ver claramente todas las cosas que tenemos en común con otras fuerzas, sin necesidad de que cada uno deje de ser quien es”, sostuvo. “Estoy seguro de que el camino que nos llevará a cambiar la Argentina necesita ser lo más ancho que podamos construir”, agregó.

 

Además, dijo que “somos muchísimos los que queremos un cambio verdadero y que no estamos dispuestos a renunciar a esa oportunidad. Veo esa vocación en Ernesto Sanz, la veo en Lilita Carrió, y en otros dirigentes de todo el país. Ojalá muchos argentinos más traten de unirse buscando las cosas en las que se parecen”.

 

Este mensaje fue planteado en términos de tender puentes a los demás sectores de la oposición y comenzar a sondear qué posibilidades hay de un acuerdo, pero estas declaraciones encontraron dos contratiempos. Uno fue el encuentro de la cúpula radical el 17 de este mes, donde el documento firmado por la máxima dirigencia radical no solo fue ambiguo, sino que reafirmó la pertenencia a UNEN y no cuestionó a quienes en el marco de acuerdos provinciales se mostraron con Sergio Massa, como el senador Gerardo Morales. El otro, la renuncia de Elisa Carrió al FAUnen que desde la tribuna que le cedió TN por más de 40 minutos se encargó de tener frases tan desafortunadas como que “Scioli es Cristina sin un brazo” o que Julio Cobos estaba “vinculado al tráfico de efedrina” y, para no dejar lugar a dudas, acusó a todos sus compañeros de ruta hasta ese momento de “cobardes y mediocres”.

 

Estas dos señales prendieron una luz de alarma en la mesa chica del PRO. Mauricio juntó a sus principales colaboradores y analizaron que “Carrió, así suelta, es más un problema que una solución”. “Una cosa es Lilita con un sector de radicales o del UNEN, y otra muy distinta es ella sola y peleada con todos”, plantearon quienes conocen la dinámica interna del PRO y saben que los métodos de Carrió son inaceptables al punto de poner en crisis la fuerza tarde o temprano. La chaqueña se fue de la UCR, de la Alianza del ARI y ahora de su partido, la CC, y del Faunen siempre en conflicto, “por qué no nos traería problemas a nosotros”, se preguntaron.

 

A pesar de estos “contratiempos”, la senadora Michetti desde su recorrida por Paraná junto a Alfredo de Angeli, remarcó que el PRO está a favor del “encuentro entre dirigentes” y “no tanto de partidos”, ya que estos “están en plena transformación”. “Al encuentro esos dirigentes tienen que sustentarlo fundamentalmente en los valores, en los principios, en la visión de un país diferente y de cambio”, afirmó. Y apuntó: “no podemos tener un acuerdo con personas que se seguirán sustentando en un sistema de poder que está en su punto final, y que ha defendido intereses muy pequeños y mezquinos, los mismos intereses de siempre”. Michetti se ve en la imperiosa necesidad que este encuentro de dirigentes se haga ya. Si el PRO va con lo propio, deberá responder a la pregunta que algunos dicen que Mauricio ya le hizo y ella y todavía no respondió: “Gabriela, necesito que me acompañes en la fórmula”, a la cual ya le dijo una vez que “no” cuando rechazó para pasar a ser candidata en Provincia. Ella sabe que no le queda lugar para otro rechazo y que además aceptar el convite la deja fuera de carrera en la pelea por la Ciudad, que hoy tiene con el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

 

Quedan pocos días para la llegada de diciembre, un mes que empieza con “D” y en el que el PRO decidirá su futuro.

 

La Pampa: Sergio Ziliotto saca cuentas y enfrenta su primer conflicto sindicalFOTO: www.radiokermes.com
Qué cambia en el gobierno de Javier Milei con la llegada de Guillermo Francos al Gabinete

También te puede interesar