Mujica inauguró el dragado del Río Uruguay con apoyo de la Argentina

El presidente de Uruguay, José Mujica, inauguró en Fray Bentos el dragado del río Uruguay, obra que se realiza de manera conjunta con la Argentina tras un acuerdo.

“No descarto que algún día las barcazas puedan llegar hasta Brasil”, dijo el mandatario oriental, tras alentar la navegación de cabotaje para aliviar las carreteras.

 

“No solo hay que dragar, habrá que hacerlo por los siglos de los siglos, inevitable e inequívocamente, pues esta es una tarea que nos impone el modo de ser y el mandato de los grandes ríos y eso no es negociable”, sostuvo Mujica en el puerto local, con motivo del inicio del dragado del río Uruguay, que también favorecerá a la pastera UPM Botnia.

 

El Presidente subió a bordo de la draga D-7 de la Administración Nacional de Puertos (ANP), que participará de los trabajos de distintos pasos del río Uruguay para favorecer su navegabilidad a buques de gran calado.

 

En este acto participaron, además de Mujica, el canciller del vecino país, Luis Almagro; el ministro de Transporte y Obras Públicas, Enrique Pintado; el presidente de la ANP, Alberto Díaz; el presidente de la delegación uruguaya ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (Caru), Gastón Silbermann; y el intendente de Río Negro, Jorge Gallo.

 

“Esto lo festejamos, porque llevó 20 años (concretarlo). En realidad tendría que haber un programa de levantado de todo el río Uruguay y que para los próximos gobiernos esa sea una bandera de lucha”, consideró Mujica.

 

En esta primera etapa, el río será profundizado entre 25 y 27 pies lo que posibilitará cargar hasta 25 mil toneladas de granos o de pasta de celulosa.

 

Por su parte, el canciller uruguayo destacó la importancia del dragado y aseguró que su realización “es el resultado de una activa política exterior de Uruguay”, a raíz de la Declaración de Anchorena de 2010, divulgada al término de una visita de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a la residencia de descanso del Gobierno uruguayo.

 

“Cuatro años después (del acuerdo de Anchorena) se ven los resultados, fruto de arduas negociaciones”, reconoció Almagro y recordó que, luego de los cuestionamientos por el aumento en marzo de producción de la planta UPM, representantes del gobierno uruguayo visitaron la Argentina para retomar las negociaciones, convirtiendo al dragado en uno de los temas bilaterales prioritarios.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar