El tren que descarriló en Nueva York dobló una curva a una velocidad alta

El tren que descarriló en Nueva York el pasado domingo, y causó la muerte de cuatro personas y cerca de 70 heridos, tomó una curva a una velocidad muy alta poco antes de descarrilar, según informó la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB).

De acuerdo con las primeras investigaciones, la formación viajaba a unos 130 kilómetros por hora cuando llegó a una curva que requiere que el tren reduzca la velocidad hasta los 46 kilómetros por hora.

 

Hasta el momento se desconoce si hubo algún problema con los frenos. El conductor del tren, William Rockefeller, y tres revisores son interrogados. Además, analizan el teléfono móvil del maquinista y dos tacómetros.

 

Los investigadores quieren determinar si Rockefeller hablaba por teléfono o enviaba un mensaje de texto al momento del accidente.

 

El tren realizó nueve paradas antes de descarrilar y no hubo señales de problemas con los frenos en ningún caso, como tampoco hay indicios de sabotaje.

 

El accidente ocurrido el domingo por la mañana en un tramo sobre el río Hudson que bordea el barrio neoyorquino de Bronx dejó al menos cuatro muertos y casi 70 heridos. Informaciones de los medios indicaron que el maquinista dijo a los investigadores que el tren no bajó la velocidad cuando tocó los frenos.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar