Como hizo Alfonsín, el Gobierno no descarta cortes programados de luz

El Gobierno no descarta establecer un mecanismo de “cortes programados y rotativos” de luz, como se implementó durante el gobierno de Raúl Alfonsín, para evitar que los usuarios afectados sean “siempre los mismos”.

Así lo aseguró el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien al ser consultado sobre si se analizaba una decisión de ese tipo, contestó: “Tiene que ser evaluado jornada tras jornada en virtud de la temperatura promedio y niveles de funcionamiento. Quizás estrategias de intervención programada permitan establecer un mecanismo rotatorio, que sería una solución”.

 

“La otra, sería el ahorro energético”, planteó el funcionario, que subrayó que “podría ser una alternativa” la de cortes programados rotativos, esquema que se utilizó en su momento durante el alfonsinismo.

 

Capitanich indicó que el Gobierno mantuvo una reunión con las empresas de energía del área metropolitana (Edesur y Edenor), a raíz de los cortes que afectan a miles de usuarios en la zona metropolitana, y que allí se realizó una “proyección de días y picos de consumo” con la intención de “coordinar y establecer sistemas anticipatorios“.

 

“Quizás estrategias de intervención programada permitan establecer un mecanismo rotatorio, que sería una solución”, agregó, para señalar que de esta manera los cortes serían “inferiores y los tiempos de interrupción, también”.

 

El funcionario afirmó que “sería una solución” un sistema “rotativo” de cortes, como el implementado durante la gestión de Raúl Alfonsín, aunque seguidamente indicó que debería ser “evaluado jornada tras jornada” en virtud de las temperaturas previstas y “los niveles de funcionamiento”.

 

Capitanich, en su habitual contacto con periodistas en la Casa Rosada, también dijo que “la otra solución” posible sería el “ahorro energético” ya que, sostuvo, “muchos argentinos hacen un uso irracional de la energía”, y ejemplificó con la temperatura de los aires acondicionados.

 

Igualmente, aclaró que “ante una ola de calor y un incremento de la demanda eléctrica de mucho tiempo de duración, se generan problemas en el sistema de distribución” y que “ese problema debe ser resuelto por quien presta el servicio”. “Es necesario establecer un sistema de intervención adecuada para resolver los problemas de suministro”, insistió, para informar que están trabajando en “un sistema de cuadrillas que detecten los problemas y los puedan resolver”.

 

Por otra parte, recordó que “en 1998 también colapsó” en sistema energético en la Ciudad y Gran Buenos Aires, “y ahí el problema no era la tarifa”, que actualmente está subsidiada, y advirtió que actualmente “se baten récords de consumo en megavatios, en las horas pico”.

 

“Estamos ante una ola de calor con una tremenda demanda de energía”, justificó el funcionario, quien insistió en que el tema “debe ser resuelto por quien efectivamente presta el servicio”. Señaló además que se debe prever que “las frecuencias de los cortes” de suministro eléctrico que afectan a distintos barrios de Capital Federal y el Gran Buenos Aires “sean inferiores y los tiempos de interrupción, también”.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar