Municipios

La Plata: el negocio de la noche y la violencia complica a los Bruera

Los hechos en un reconocido club en Gonnet, reflejaron el nivel que se vive en ciertos espacios nocturnos. Según se pudo saber, el dueño del lugar donde 10 personas fueron brutalmente agredidas, tiene un fuerte vínculo con la política local que se mancha, una vez más, con situaciones violentas.

Los problemas en cada acto político de Pablo Bruera son una constante. En la última jura de concejales, cuando todo el arco político festejaba la llegada de los nuevos representantes, una patota atacó a militantes del Frente Social, espacio que encabeza la decana de Periodismo, Florencia Saintout. Pero la violencia, vinculada al poder de turno, no registra filtro ni ambiente.

 

Un violento episodio, en un exclusivo club nocturno de Gonnet, demostró cómo el negocio de la noche también tiene vínculos con las esferas políticas más importantes de la capital bonaerense.

 

Si bien dicen que Ariel Zapata ya no tiene vinculación política con Carlos Castagnetto, y renunció a ser secretario de Alicia Kirchner, por sus diferencias políticas con el ex arquero, su lazo fue muy estrecho durante muchos años. Vale recordar que, en 2007, cuando el vice ministro de Desarrollo Social buscó ser candidato a Intendente, el primer candidato a Senador era su padre, Roberto Zapata.

 

Lo cierto es que en el negocio de la noche, los hermanos Bruera han tomado un control total, situación que obliga a varios empresarios denunciar que habrían tenido que ceder ante  “socios sugeridos” por el Intendente de La Plata.

 

Con ese panorama, las situaciones de violencia se reproducen en diferentes zonas, que el mismo Ministerio de Salud debió intervenir por la venta de alcohol a menores.

 

Según cuenta un informe de la cartera provincial, en mayo de este año, un “megaoperativo” por los bares nocturnos, provocó el cierre de varios locales. En el mismo cuentan que de 103 registros, 27 obligaron a las autoridades provinciales a cerrar bares platenses. Un enorme caso de espacios que trabajaban en forma irregular, con el ingreso de menores y venta de alcohol, ocurrieron en la ciudad.

 

Sobre lo ocurrido por las afueras de La Plata(en Club Pierchic), según publica diariofull, en el mismo “usan tipos que van a buscar a los gimnasios. Se niegan a contratar personal del Sucapra debidamente registrado y entrenado. Es uno de los tres boliches de La Plata que no le dan bola a la ley”.

 

En relación a ese episodio, como anuncia el diario bruerista El Día, el fiscal de la causa, Carlos Cartasegna, les tomó declaración a Marcelo Fernández Barón y Juan Laborde, supuestos “dueños” del exclusivo espacio. “Todo se inició por la inconducta de un grupo de jóvenes dentro del boliche y derivó luego en los incidentes ocurridos afuera”, habrían dicho ambos.

 

“También hay tres empleados de seguridad del boliche que resultaron heridos en medio de los serios incidentes que terminaron con las graves lesiones sufridas por la joven Delfina Croce“.

 

Si bien el episodio sigue abierto, algo es claro. El vínculo de espacios políticos con el negocio de la noche es muy fuerte y parece tener más que a varios dirigentes con intereses.

 

Puerto de Bahía Blanca.
Axel Kicillof y Julio Alak, oradores en un curso de formación política

También te puede interesar