Con un nuevo paro, los estudiantes de Chile tienen más apoyo que el Gobierno

Los estudiantes chilenos tienen más credibilidad que el gobierno, el Congreso y los partidos políticos, según la última encuesta del Centro de Estudios Públicos de Chile.

Divulgada a horas del inicio de un paro docente y marcha en reclamo de educación gratuita y de calidad, además de repudiar la criminalización de la protesta, la encuesta muestra su apoyo a lo movilización.

 

Según la experta en Políticas Públicas de la Universidad Diego Portales, Claudia Sanhueza, incluso antes de este siglo el movimiento estudiantil ya tenía mucho peso en Chile.

 

“Los estudiantes fueron los primeros en protestar contra la dictadura de Pinochet en los años ’80″, ejemplificó.

 

En La llamada “revolución de los pingüinos en 2006″, cuando era gobierno la Concertación, actual frente de oposición, estudiantes secundarios iniciaron una seguidilla de protestas contra el gobierno que encabezaba Michelle Bachelet. En su momento las autoridades ofrecieron soluciones, pero las iniciativas no prosperaron. Las protestas, fueron apoyadas con mucha adhesión por su ética política inclusiva.

 

“La mayoría de las familias chilenas tiene a algún miembro en el colegio o la universidad o está pagando deudas universitarias del pasado. Este tema afecta a todos”, explicó Raúl Irrazabal, profesor del Centro de Estudios Sociales (Cidpa).

 

Este martes, el Colegio de Profesores y la mayor unión sindical del país, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), decidieron participar de la movilización que se opone al proyecto de reforma tributaria propuesta por el gobierno del presidente Sebastián Piñera para mejorar el financiamiento educativo.

 

Datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) muestran que Chile tiene la educación superior más cara del mundo.

 

El 70 por ciento de los estudiantes universitarios recurren a un crédito para poder estudiar, lo que los deja endeudados por años.

 

Un proyecto del gobierno propone que el Estado se ocupe de manejar esos préstamos para quitar a la banca privada del sistema educativo. Pero los estudiantes no están conformes con esa solución y continúan sus demandas por una educación gratuita.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar