X
El diputado bonaerense por Unidad Ciudadana posiciona a la intendenta de La Matanza, pero afirma que el candidato a la gobernación no debe salir de una decisión única de los dirigentes.
Por 20/01/2019 10:55

Desde Saladillo, la ciudad del interior bonaerense en la que pasa sus días de enero, el diputado provincial y vicepresidente del bloque de Unidad Ciudadana en la Cámara baja, Walter Abarca, mira a La Matanza para buscar candidato o candidata a la gobernación por el peronismo; Fernando EspinozaVerónica Magario, dice cuando se lo consulta, sin descartar otros nombres.. Sin embargo cree que "un candidato no se hace solo con la decisión de un grupo de dirigentes".

Descree que la gobernadora María Eugenia Vidal vaya a desdoblar o adelantar su elección porque el presidente Mauricio Macri no se lo permitirá. "Su única fortaleza  es tener a la gobernadora", dice sobre el jefe de Estado.

De secretario privado del ex presidente Néstor Kirchner a referente legislativo de un puñado de intendentes peronistas del interior, votó los dos primeros presupuestos de la gestión de Vidal porque el Gobierno iba a hacer obra pública con el endeudamiento que tomaba. Con el transcurso de la gestión, endureció su postura y ahora dice que es "inexplicable" sostener el nivel de deuda en el que entró el Ejecutivo provincial. 

 

DE VACACIONES. Salvo excepciones, los días de verano del diputado son todos parecidos. Se quedó en su localidad, Saladillo, y pasa el tiempo con la familia. "A la tarde hacemos pileta y a la mañana aprovecho para hacer otras cosas". Esas otras cosas son actividades netamente rurales: el cuidado de gallinas y patos, andar a caballo o salir de pesca. A diferencia de sus pares, no hay Netflix en el día a día del legislador.  A veces alterna los planes rurales con actividades políticas -como la que el PJ realizó en Azul para oponerse al desdoblamiento electoral, donde fue uno de los oradores- o algún viaje fugaz a La Plata.  

 

-Cuando el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, explicó el presupuesto en la Legislatura, usted le dijo que la próxima gobernadora iba a ser peronista. ¿Fue en alusión a la intendenta Verónica Magario?

-Desde mi punto de vista, Magario es una de las dirigentes más importantes del peronismo de la provincia. Pero la construcción de un candidato no se hace solamente con la decisión de un dirigente o de un grupo de dirigentes, sino con la gente. Creo que lo que tenemos que construir es un proyecto político que venga a sacar a la provincia de la crisis que va a dejar Vidal y creo que Magario perfectamente podría encabezar ese proyecto

-Aparecen también otros nombres, como el de Axel Kicillof o Martín Insaurralde, este último fogoneado por un sector de los intendentes. ¿Qué percepción tiene de eso?

-Está bueno que tengamos muchas opciones. A esos nombres sumaría los de Fernando Espinoza, Paco Durañona y Sergio Berni, porque en definitiva no solo tiene que ver con lo que queramos los dirigentes sino lo que opine la gente. El gran desafío es construir la alternativa a Vidal y después seguramente entre estos nombres estará quien pueda expresar el proyecto que la provincia de Buenos Aires necesita. 

-Separar la elección provincial de la nacional, como plantea Cambiemos, ¿altera las expectativas electorales del peronismo?

-No. Yo creo que nada de eso va a pasar. El desdoblamiento de las elecciones municipales de las nacionales es inconstitucional; por lo tanto no se va a poder desdoblar. Y el desdoblamiento entre provincia y Nación depende de un par de leyes. Vidal tiene las manos para hacerlas, pero creo que no tiene la independencia económica para tomar la decisión de desdoblar la elección en la provincia de Buenos Aires. Para Macri sería una señal de debilidad muy grande. Lo que tendría que hacer Macri posteriormente a eso sería adelantar la elección nacional e irse antes del gobierno, como se fue Raúl Alfonsín. Me parece que nada de eso va a pasar. La única fortaleza que hoy tiene Macri es tener la gobernadora de la provincia como una de las principales dirigentes del distrito y tener más de 80 intendentes de Cambiemos en la provincia. No creo que vaya a ir despegado de esa fortaleza y por lo tanto no creo que haya desdoblamiento. 

-¿Qué lectura hacen del funcionamiento de la comisión bicameral para una reforma electoral que creó el oficialismo en acuerdo con el Frente Renovador?

-Se creó una comisión para estudiar un tema que es inconstitucional, como es el desdoblamiento de los municipios, y que no va a emitir dictamen. No es vinculante lo que defina la comisión y lo que decida no va a modificar nada. Lo que debería emitir esa comisión es la posibilidad de trabajar en serio por las autonomías de los municipios. Esto significa modificar la Constitución, hacer el llamado a una constituyente y avanzar en la autonomía de los municipios. Lo que hace esta comisión durante dos meses es un "engaña pichanga" para entretener a Sergio Massa, que a cambio de votarle el Presupuesto y el endeudamiento al gobierno puso como condición la creación de esta comisión para desdoblar la elección municipal.

 

Compartiendo con Amigos, la Noche de los Almacenes, uno de los Eventos Gastronómicos Rurales más Grande de la Argentina....

Publicado por Walter Abarca en Domingo, 6 de enero de 2019

 

-La deuda de la provincia aumenta año a año, pero Vidal siempre consigue los votos con apoyo de la oposición ¿Por qué?

-Yo fui de los que votó el Presupuesto los dos primeros años. Voté presupuestos con deuda cuando se nos decía que la deuda era para hacer obra pública y yo coincido con la toma de deuda para hacer obras a 15 años, que es lo que necesita una provincia o un país. En ese momento votamos endeudamiento, un endeudamiento que era la mitad de lo que se votó en el tercer y cuarto año: era de 60 mil millones de pesos con 10 mil millones para los municipios.  Eso genera movimiento de la economía, crecimiento, desarrollo local. En ese concepto acompañé los endeudamientos. Pero el tercer y el cuarto año no hubo un solo peso para los municipios y quedó claro, porque así lo dicen los informes del Ministerio de Economía, que fue tomar deuda en dólares para hacer obra pública en pesos. Entonces invirtieron -o van a invertir si ejecutan todo- 100 mil millones de pesos en obra pública, mientras que deuda de la provincia aumentó a 600 mil millones de pesos. Quintuplicaron la deuda. En el medio hubo una devaluación fenomenal y la deuda la tienen en dólares. Después de haber pasado todo esto, es inexplicable que se le vote, como pasó con el tercer y cuarto presupuestos, un endeudamiento por más de 100 mil millones de pesos.

-¿Cómo se imagina la Legislatura 2019?

-La Legislatura funcionó al ritmo del oficialismo. Apenas hubo sesiones en la medida en que este lo necesitó. Este año es electoral y no creo que la gobernadora vaya a encarar la modificación de ninguna ley; las emergencias las tienen hasta fin de mandato y no van a necesitar ninguna. Va a haber una Legislatura parada, que hasta ahora no discutió la cartelización de la energía eléctrica, no discutió los precios de las tarifas. No pudimos siquiera citar al presidente del OCEBA para que venga a explicar la composición de los excedentes en las tarifas y la verdad es que no tengo expectativas de que, en un año electoral, la Legislatura pueda actuar en consonancia con las verdaderas necesidades de las bonaerenses, que tienen que ver con la economía, el crecimiento, el pago de los servicios. Vamos a tener una Legislatura cerrada y funcionando en términos de las necesidades de la gobernadora, que no van a ser muchas, porque gobierna en emergencia y un Presupuesto aprobado.