X
Fue presentada por el diputado Kane del FIT. Cambiemos la votó en Diputados, pero hay resistencia en la cámara Baja donde tienen mayoría. Este jueves habrá manifestaciones a favor del proyecto.
Redacción 20/09/2018 11:57

El 8 de junio pasado, en su cuarta sesión ordinaria del año, la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, aprobó el proyecto de ley que reforma la norma 14.744 de educación sexual. La iniciativa, presentada por el diputado del FIT, Guillermo Kane, fue avalada por todos los bloques políticos. Pero transcurridos tres meses, en el Senado la propuesta se desaceleró y se trabó en la comisión de Educación, que preside el oficialista, Marcelo De Leo.

El proyecto chocó contra la resistencia de la gobernadora, María Eugenia Vidal, quien avalada por la mayoría que tiene en el Senado, y a pedido de los sectores de la iglesia católica y la evangelista, pidió suspender la iniciativa, aun cuando la propuesta había sido votada por los diputados de su bloque.

 

 

Este jueves, cuando los senadores se reúnan en sesión ordinaria, tendrán como paisaje de fondo una manifestación de organizaciones sindicales, docentes, centros de estudiantes y organizaciones de la mujer, además del diputado Kane y otros sectores de la oposición.

Según anticiparon los organizadores, habrá una radio abierta ubicada frente al Palacio Legislativo, panfletazos y reclamos para que sea ley el proyecto.

La propuesta establece, entre otros puntos, la incorporación obligatoria de dos horas semanales de educación sexual en todas las escuelas; la conformación del organismo de aplicación donde no esté solo la Dirección de Cultura y Educación, sino también representantes de los centros de estudiantes, de los gremios docentes y de las organizaciones de mujeres. Esta suerte de comisión estaría encargada de establecer los contenidos de la currícula, que además abarcaría temas clave como la diversidad sexual, el género, la anticoncepción, la prevención, la educación sexual desde lo genital hasta la concepción del goce.

 

 

 “Nuestro proyecto obliga a las instituciones confesionales a tener que brindar educación científica en lo que hace a la sexualidad, y hasta impone que sea el Estado el que designe por concurso a quienes darán esos contenidos en los colegios privados, para terminar con el despotismo eclesiástico" detalló Kane.

Y justificó la decisión de movilizar para reclamar la reforma: “En las últimas semanas hemos visto una furiosa campaña oscurantista y clerical contra los proyectos en la legislatura bonaerense, en el Congreso y una decena de legislaturas del país que presentamos desde el FIT para garantizar que se implemente una educación sexual científica, laica y con perspectiva de género” explicó.

 

 

Y apuntó contra la gobernadora bonaerense: “Los ataques de la Iglesia tienen su respaldo político en el gobierno de Vidal, que no solo apoyó el lobby en defensa de la clandestinidad del aborto sino que además -luego de vetar el protocolo para la implementación del aborto no punible en 2016- despidió a la directora del programa de salud sexual de la Zona Norte del GBA por difundir dos casos de mujeres muertas por abortos inseguros en el mismo mes que el Senado de la Nación rechazaba el proyecto de IVE" explicó.

En 2016, cuando la entonces ministra de Salud de la Provincia, Zulma Ortiz, puso en marcha el mencionado protocolo del aborto no punible, la gobernadora Vidal, en línea con los sectores de la iglesia, decidió suspenderlo. Esto provocó una interna en el propio gabinete, ya que el ministro de Gobierno (por entonces de Producción), Joaquín de la torre apuntó contra la supuesta impericia de Ortíz, quien avalaba de forma explícita el protocolo. El resultado, aunque no inmediato, fue la salida de Ortíz del gabinete, y la consolidación de la relación entre la gobernadora y la iglesia.

La oposición exige la ley de educación sexual que Vidal trabó en el Senado

Fue presentada por el diputado Kane del FIT. Cambiemos la votó en Diputados, pero hay resistencia en la cámara Baja donde tienen mayoría. Este jueves habrá manifestaciones a favor del proyecto.

El 8 de junio pasado, en su cuarta sesión ordinaria del año, la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, aprobó el proyecto de ley que reforma la norma 14.744 de educación sexual. La iniciativa, presentada por el diputado del FIT, Guillermo Kane, fue avalada por todos los bloques políticos. Pero transcurridos tres meses, en el Senado la propuesta se desaceleró y se trabó en la comisión de Educación, que preside el oficialista, Marcelo De Leo.

El proyecto chocó contra la resistencia de la gobernadora, María Eugenia Vidal, quien avalada por la mayoría que tiene en el Senado, y a pedido de los sectores de la iglesia católica y la evangelista, pidió suspender la iniciativa, aun cuando la propuesta había sido votada por los diputados de su bloque.

 

 

Este jueves, cuando los senadores se reúnan en sesión ordinaria, tendrán como paisaje de fondo una manifestación de organizaciones sindicales, docentes, centros de estudiantes y organizaciones de la mujer, además del diputado Kane y otros sectores de la oposición.

Según anticiparon los organizadores, habrá una radio abierta ubicada frente al Palacio Legislativo, panfletazos y reclamos para que sea ley el proyecto.

La propuesta establece, entre otros puntos, la incorporación obligatoria de dos horas semanales de educación sexual en todas las escuelas; la conformación del organismo de aplicación donde no esté solo la Dirección de Cultura y Educación, sino también representantes de los centros de estudiantes, de los gremios docentes y de las organizaciones de mujeres. Esta suerte de comisión estaría encargada de establecer los contenidos de la currícula, que además abarcaría temas clave como la diversidad sexual, el género, la anticoncepción, la prevención, la educación sexual desde lo genital hasta la concepción del goce.

 

 

 “Nuestro proyecto obliga a las instituciones confesionales a tener que brindar educación científica en lo que hace a la sexualidad, y hasta impone que sea el Estado el que designe por concurso a quienes darán esos contenidos en los colegios privados, para terminar con el despotismo eclesiástico" detalló Kane.

Y justificó la decisión de movilizar para reclamar la reforma: “En las últimas semanas hemos visto una furiosa campaña oscurantista y clerical contra los proyectos en la legislatura bonaerense, en el Congreso y una decena de legislaturas del país que presentamos desde el FIT para garantizar que se implemente una educación sexual científica, laica y con perspectiva de género” explicó.

 

 

Y apuntó contra la gobernadora bonaerense: “Los ataques de la Iglesia tienen su respaldo político en el gobierno de Vidal, que no solo apoyó el lobby en defensa de la clandestinidad del aborto sino que además -luego de vetar el protocolo para la implementación del aborto no punible en 2016- despidió a la directora del programa de salud sexual de la Zona Norte del GBA por difundir dos casos de mujeres muertas por abortos inseguros en el mismo mes que el Senado de la Nación rechazaba el proyecto de IVE" explicó.

En 2016, cuando la entonces ministra de Salud de la Provincia, Zulma Ortiz, puso en marcha el mencionado protocolo del aborto no punible, la gobernadora Vidal, en línea con los sectores de la iglesia, decidió suspenderlo. Esto provocó una interna en el propio gabinete, ya que el ministro de Gobierno (por entonces de Producción), Joaquín de la torre apuntó contra la supuesta impericia de Ortíz, quien avalaba de forma explícita el protocolo. El resultado, aunque no inmediato, fue la salida de Ortíz del gabinete, y la consolidación de la relación entre la gobernadora y la iglesia.