Negocios

La pelea por el Citi: a fin de julio se define el nuevo dueño del negocio minorista

Los bancos Galicia, Macro, BBVA y Santander Río se disputan el segmento de banca clientes. Tiene un valor de U$S450 millones. Las entidades se tomarán el mes para revisar la documentación.

El ajedrez detrás de la venta del negocio minorista del Citibank empezó a entrar en época de definiciones. Los bancos que presentaron ofertas a mediados del mes pasado empezaron a revisar la documentación de la entidad. Así las cosas, se espera que antes de fines de Julio haya una comunicación sobre quién será el heredero de la banca minorista de esa entidad de origen estadounidense. El filtro de las ofertas -que se presentaron en la semana del 25 de mayo- dejó posicionadas a cuatro entidades: Galicia, Macro, BBVA y Santander Río. Quedaron en el camino Itaú, Hipotecario, HSBC, ICBC y Supervielle.

 

Lo que está en disputa es un negocio que hoy cuesta algo más de U$S450 millones y los competidores pelean con diferentes perfiles. Uno de los más activos es el Grupo Macro. El banco que conduce Jorge Brito tiene pros y contras. La entidad cuenta con fuerte penetración en el interior del país y necesita crecer en el Área Metropolitana de Buenos Aires. A la vez, el Macro podría retener menos clientes high class del Citi. De hecho, muchos de los bancos que ofertaron y quedaron afuera sondearon el factor “marca”, algunos de los cuales desistieron por temor a que hubiese una migración a otras entidades. Las fuentes de la City, sin embargo, lo apunta al Macro como uno de los más firmes interesados. Mucho de eso, atribuido al dinamismo actual de la figura de Brito. El banquero acaba de ofertar fuerte por la parte de Electroingeniería en la transportista eléctrica Transener. Un botín económica y estratégicamente de relevancia, por el que pusieron varios dólares sobre la mesa, aunque sin éxito, jugadores de peso. Como el caso del mejor amigo del presidente Mauricio Macri, el constructor Nicolás Caputo.

 

Con Galicia, en cambio, hay más superposición. El banco tiene un segmento premium fuerte. Ergo, comparte parte del target con Citibank. La marca, entonces, no sería un problema. Lo mismo ocurre con el BBVA y, en menor medida, con el Santander.

 

Por su parte, el sindicato La Bancaria está siguiendo de cerca la operación. Intenta asegurarse de que el cambio de manos no termine con un ajuste de personal. El gremio que conduce Sergio Palazzo estimó que hay 2.700 puestos de trabajo dependiendo de que se realice la venta.

 

A principios de año, el Citibank anunció que se quedará sólo con Banca de Inversión. El segmento minorista fue puesto en venta en Argentina y Brasil, como método para bajar costos y ganar rentabilidad.

 

@leandrorenou

 

Federico Sturzenegger choca con los transportistas de carga
Inflación en alimentos, el peor dato

También te puede interesar