Fallo

Bonadío procesó a De Vido por la tragedia de Once

El ex ministro de Planificación fue acusado del delito de "descarrilamiento de un tren agravado por resultar personas fallecidas y lesionadas" y "defraudación". Se embargan sus bienes.

El juez federal Claudio Bonadio resolvió este martes el procesamiento sin prisión preventiva del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido acusándolo del delito de "descarrilamiento de un tren agravado por resultar personas fallecidas y lesionadas" a raíz de la tragedia de Once que dejó como saldo 51 muertos y cientos de heridos. Asimismo, se lo responsabilizó de “defraudación”. Tanto al actual diputado nacional por el FpV como a los otros dos procesados en este fallo, Silvia Emil López (ex directiva de TBA) y Jorge Gustavo Simeonoff (ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos), le spesa un embargo por 600 millones de pesos.

 

Vale recordar que en diciembre pasado el Tribunal Oral Federal 2 condenó a prisión a Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, quienes fueron los secretarios de Transporte entre 2003 y 2012. También, fue condenado el empresario Claudio Cirigliano, dueño de la firma Trenes de Buenos Aires (TBA) que tenía la concesión del Sarmiento y Marcos Córdoba, quien conducía el tren el 22 de febrero de 2012.

 

En aquella sentencia, se remarcó que los empresarios no invirtieron y los funcionarios de ese entonces no controlaron, permitiendo el deterioro del material rodante. En ese marco, dicho Tribunal Oral ordenó "extraer testimonio" para que se investigue a De Vido.

 

A partir de allí, el caso del ex ministro de Planificación fue tomado por el juez Bonadio quien lo llamó a una indagatoria que se efectuó el 21 de abril pasado.

 

En el procesamiento determinado hoy, el magistrado sostiene en algunos de los párrafos de su fallo publicado por el Centro de Información Judicial (CIJ): "En razón del elevado cargo que ostentaba existen múltiples elementos que dan cuenta del conocimiento con el que contaba De Vido de la forma deficiente en la cual la empresa TBA S.A. prestaba el servicio ferroviario durante su gestión. En primer término, podemos mencionar que ya en el año 2007 cuando se rescindieron los contratos de concesión de las líneas Roca y Belgrano Sur, en dichos expedientes se realizó una evaluación comparativa con el resto de las líneas –entre las que se hallaban las que aquí se analizan- en la cual quedaba de manifiesto el estado en el cual prestaba el servicio TBA S.A”.

 

“De la lectura de dichos expedientes se observa que en las comparaciones efectuadas entre las distintas empresas prestadoras del servicio ferroviario, se puede advertir que la situación existente en TBA S.A. era similar –y en algunos casos peor- que la existente en las empresas Transportes Metropolitanos General Roca S.A. y Transportes Metropolitanos Belgrano Sur S.A y que motivó que se rescinda el contrato de concesión de las mismas, mientras que ninguna medida se tomó en relación a la prestación del servicio en las líneas Mitre y Sarmiento", advirtió.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar