X

El rechazo a la reforma electoral salvó la unidad del bloque peronista del Senado

Los gobernadores dejaron clara su oposición al proyecto y pidieron que no haya fisuras en la bancada que conduce Pichetto. Los legisladores decidieron dejar caer el tema y preservar la mayoría.

Por 24/11/2016 20:00

La reunión entre gobernadores y senadores del peronismo, que terminó de hundir el proyecto de reforma electoral impulsado por el Poder Ejecutivo fue clave para salvar la unidad del bloque que conduce Miguel Ángel Pichetto, que en las últimas semanas se vio atravesado por fuertes discusiones internas, potenciadas por las diferentes posiciones frente al proyecto.

El papel de los gobernadores fue central en la decisión del bloque de ni siquiera firmar dictamen para evitar llevar la discusión al recinto. “Necesitamos que el bloque esté unido. No nos podemos permitir divisiones”, planteó uno de los mandatarios. “Ya destruyeron al radicalismo y ahora vienen por nosotros”, advirtió otro de los dirigentes presentes.

Desde que comenzó la reunión, que duró poco más de dos horas, quedó claro que no había consenso en el espacio para votar la reforma. A excepción de la fueguina Rosana Bertone y el entrerriano Gustavo Bordet, los demás gobernadores y representantes provinciales se pronunciaron en contra del texto enviado por Diputados. Las posiciones fueron desde las más radicales, en contra de la iniciativa, como la del pampeano Carlos Verna y el formoseño Gildo Insfrán, a los que plantearon una postura más dialoguista. Pero todos los asistentes coincidieron en que la reforma electoral “no es un tema prioritario” y que “merece más debate”.

“Se pueden discutir cambios en el sistema electoral, no nos negamos a la incorporación de tecnología pero este texto es inviable. No vamos a aprobar una boleta con chip, hay que debatir cuál es el sistema más adecuado y eso no se puede hacer en una semana”, contó a Letra P uno de los dirigentes que estuvo en la reunión que transcurrió en el segundo piso del Senado.

La evidencia del rechazo de los mandatarios provinciales chocó con la posición de los pocos senadores que defendían la idea de dar el debate. El salteño Rodolfo Urtubey y el catamarqueño Dalmacio Mera insistieron con la boleta electrónica. Pichetto intentó mantener el impulso al proyecto presentado por Juan Manuel Abal Medina y Omar Perotti, de implementar una boleta única sin chip. “¿Entonces para qué nos hicieron venir?”, protestó un mandatario, que consideró que había quedado claro que “no había consenso” para avanzar.  “La gente está esperando que hagamos la reforma”, planteó uno de los presentes. “La gente no llega a fin de mes. El problema es la crisis económica”, replicó otro.  

El debate derivó, entonces, en el planteo de los gobernadores “por la falta de cumplimiento de los acuerdos del Gobierno nacional” y en el panorama que trazaron algunos mandatarios sobre la situación económica y social de las provincias, tema que todos acordaron incluir en el comunicado oficial que emitió el bloque tras el encuentro. “Se abordó de manera prioritaria y extensa la preocupación central de gobernadores y senadores respecto a la crítica situación económica y social que atraviesa las provincias, en relación al empleo, la obra pública y la pérdida de poder adquisitiva del salario de los trabajadores formales, informales y desocupados perceptores de asignaciones sociales”, dice el comunicado.

“No podemos permitir que esto divida al bloque. Necesitamos mantener la mayoría para negociar”, planteó un representante provincial. En conjunto, senadores y gobernadores resolvieron emitir un comunicado de consenso y pidieron evitar filtraciones sobre las internas, como las que trascendieron en los últimos días.  

En efecto, aunque la decisión de bloquear la reforma dejó en minoría al presidente del bloque, Pichetto, uno de los asistentes relató que “también ratificó su lugar porque los gobernadores dejaron claro que él es el interlocutor en la unidad”. “La conducción la ejerce Miguel, estamos de acuerdo en eso”, dijo a Letra P un miembro del ala más kirchnerista de la bancada tras el encuentro.

De la reunión participaron, además, la gobernadora catamarqueña Lucía Corpacci; el riojano Sergio Casas; el sanjuanino Sergio Uñac; el vicegobernador de Santa Cruz, Pablo González; el vice de Santiago del Estero, José Neder; el secretario general de Gobernación de Chaco, Horacio Rey; y el presidente del PJ, José Luis Gioja. Tras el encuentro, el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Marcelo Fuentes, notificó oficialmente la suspensión del plenario previsto para el martes 29 en el que se iba a continuar con el debate del proyecto.