Anarcoperonismo en tiempos de redes sociales

Por Germán Krüger.- Una mujer semidesnuda que reivindica el gusto por el choripán y la gaseosa, acompaña a Cristina y presiona a los fondos buitre desde las redes sociales con una estética que escandaliza a los sectores más conservadores. En diálogo virtual con Letra P, el grupo artístico detrás de Yegua & Groncha, un personaje nacido por y para el aliento de las masas populares, deja en claro que busca exaltar el cuerpo femenino para desmitificarlo del ámbito político.

¿Qué es Yegua & Groncha? ¿Quiénes participan del proyecto? ¿Cómo surgió?

 

Yegua & Groncha es un proyecto artístico conformado por un grupo de personas de diferentes disciplinas del arte, donde trabajamos con un alto contenido político, desde una mirada social-popular.

 

Hace un tiempo que veníamos trabajando como grupo, especialmente en fotografía y gráfica. Y&G nace casi necesariamente como una forma de acompañar un proyecto político/social que compartimos, que nos representa. Haciendo eco de sus aciertos, pero también planteando algunas preguntas acerca de ciertas estructuras rígidas para lograr nuevos y más amplios consensos. Podríamos decir que Y&G es el personaje de esta mujer que pone el cuerpo, la cara visible o como la definimos en algunas ocasiones “la Groncha Capitana”. Pero el trabajo final termina conformándose por el resto del equipo y participantes ocasionales, familiares y diferentes espacios o escenarios reales que remiten a nuestras propias historias.

 

¿Por qué utilizar la intervención artística como manifestación política?

 

Trabajando desde el arte e interesándonos por la cuestión política, el mejor (o el único modo) que encontramos de manifestarnos es a través de las producciones artísticas. Si bien el trabajo contiene mucho contenido político, no nos consideramos militantes partidarios. Las intervenciones que cuestionan desde un lugar más flexible, como el artístico, dejan pasar esa luz de la posibilidad de la fantasía, lo que promueve la sensibilidad desde un lugar más libre.

 

¿Por qué por medio de las redes sociales?

 

En un principio la idea fue provocar reacciones mezclando varios ingredientes, hasta el momento poco fusionados: política, erotismo, ironía, una mujer que pone el cuerpo hasta el límite. Las redes sociales ofrecían un ámbito apropiado para tener una respuesta inmediata del público, de sus percepciones y diversas miradas. Y gratis, no te olvides que somos todos gronchos de pura cepa.

 

Intentamos procurar el debate verdadero desde esos lugares, paradójicamente alejados de una comunicación real, y demasiado percutidos por la bronca escondida en el anonimato.

 

La web oficial se asemeja a la de muchos artistas, con sus catálogos y porfolios ¿cuál es la intención? ¿Cuál es la respuesta del público?

 

El sitio web yeguaygroncha.com es donde mejor se ve representado el trabajo en todo su conjunto. Básicamente porque todas las imágenes se ven sin censura (la red social no permite desnudos). Claramente se conforma como un trabajo que tiene sentido en su conjunto, que intenta evocar una lectura temporal.

 

Allí también subimos los textos donde dejamos claras algunas posturas frente a temas particulares y donde a veces las imágenes no pueden llegar.

 

¿Por qué centrar el proyecto en un solo personaje?

 

El personaje de Y&G, más allá de ser una construcción, tiene mucho contenido autobiográfico.

 

Centrar en un único personaje de ficción permite una identificación clara de ciertos conceptos con los que trabajamos, centra el discurso sin intentar abarcar demasiadas cosas, lo cual, claramente, no podríamos hacerlo.

 

¿Repercusiones políticas?

 

Las repercusiones políticas, inesperadamente, fueron muy buenas. Muchas agrupaciones y personajes políticos disfrutan del trabajo, comparten ciertas miradas y mandan su apoyo a la llamada “causa groncha”.

 

En una clara postura a favor del Gobierno ¿con qué militante kirchnerista (conurbano, interior, urbano-metropolitano, todos) hay una identificación?

 

No nos identificamos con algún militante en particular aunque reivindicamos a muchos procedentes y referentes de organizaciones sociales. Nos interesa especialmente ese trabajo de base que tiene que ver con la gente y aplaudimos cuando contemplamos la (¿difícil?) coherencia en el trabajo político.

 

¿Qué se reivindica a partir de la postura político-artística? ¿Por qué el cuerpo como principal herramienta/argumento para transmitir el mensaje? ¿Qué se quiere resignificar?

 

Principalmente reivindicamos el cuerpo como sujeto sexual, intentando quitar cierto velo de los “mitos” que se han construido en el peronismo y sus contradicciones, la cuestión del exaltamiento de las figuras históricas para bajarlas a la realidad. En nuestro trabajo, además del cuerpo, ponemos los detalles (a veces muy sutiles) que desestructuran esas miradas tan conservadoras que terminan alejando casi paradójicamente a lo popular.

 

Una multiplicidad de planos puede descolocar en principio, pero pensamos que hay una búsqueda de una nueva comunicación, de una revisión histórica que permita consensuar diferentes pensamientos que se volvieron extremos, de nuevas voces que necesitan expresarse en sus formas más puras.

 

Estamos conscientes que durante estos diez años se han puesto sobre la mesa numerosos debates que deberán ser profundizados y resignificados. Quedarse en la estructura de lo estable, en la posición simplista de la no contradicción, termina destrozando lo construido sin haber dado, en muchos casos, las posibilidades de una pelea justa. Y preferimos la pelea.

 

¿Futuros proyectos o recorridas de Yegua & Groncha?

 

En un futuro cercano estamos por editar un libro, con un formato particular, que será una forma de cierre a un ciclo que ha tenido sus valiosos frutos. No nos interesa quedarnos anclados en lo mismo. La idea será salir a las calles, trabajar desde el arte, desde un lugar más cercano a las personas reales. La gente, finalmente, construyó Yegua & Groncha.

 

Y&G está en Facebook y Twitter.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar