Mientras aguarda dólares de China, Electroingeniería busca adelantar megaobra hidroeléctrica

Por Antonio Rossi.- Pese a que no tienen ninguna obligación contractual hasta el desembolso de los fondos, Electroingeniería y su socia oriental Gezhouba decidieron adelantar una serie de acciones para poder facilitar el inicio de la megaobra de las usinas hidroeléctricas de Santa Cruz.

Cuando aún faltan alrededor de 60 días para que los bancos chinos concreten el primer giro del crédito otorgado para la construcción de las represas, el grupo adjudicatario comenzó a trasladar a sus equipos de ingenieros y técnicos a la provincia patagónica con el fin de anticipar todas las tareas preparatorias que sean posibles. Además de una cuestión práctica, la movida encierra una señal política-económica clara: las obras arrancarán de inmediato una vez que lleguen los recursos financieros de China.

 

Casi al mismo tiempo que el ministro de Economía, Axel Kicillof, suscribía la semana pasada el “acuerdo de financiamiento” con los bancos CDB (China Development Bank Corporation),  ICBC (Industrial and Comercial Bank of China) y BOC (Bank of China); el consorcio de Electroingeniería y Gezhouba firmó con las autoridades santacruceñas un acta-acuerdo que no estaba prevista en el desarrollo original del proyecto.

 

Por medio de esa convenio, las empresas se comprometieron a realizar –una vez que la provincia las autorice a ingresar a la zona de construcción– las siguientes acciones: instalación de una base de operaciones en la Estancia La Enriqueta; las primeras tareas de evaluación de impacto ambiental; los caminos de acceso; los sondeos de investigación; la puesta en marcha de la organización técnica-administrativa y los trabajos iniciales de ingeniería y diseño de las obras complementarias.

 

Por su parte, la administración provincial de Daniel Peralta tiene que llevar adelante una tarea clave: la expropiación y liberación de 47.000 hectáreas en las tierras aledañas al río Santa Cruz.

 

Para la dirección técnica y ejecutiva del proyecto, Electroingeniería –la empresa nacida en Córdoba que conducen los empresarios K, Gerardo Ferreyra y Osvaldo Acosta– contrató a una de las personas que más sabe y que más experiencia tiene en centrales hidroeléctricas a nivel mundial. Se trata del ingeniero italiano Gianfranco Rizzo, quien tuvo una destacada participación en las obras de las usinas de Salto Grande, Alicurá, Piedra del Aguila y Yacyretá.

 

Tras haber sido adjudicada en el segundo semestre del año pasado, la megaobra de las centrales hidroeléctricas Condor Cliff y La Barrancosa –que fueron rebautizadas por el Gobierno con los nombres de “Néstor Kirchner y Jorge Cepernic” – tuvo el espaldarazo final que le faltaba durante la reciente visita oficial del presidente de China, Xi Jimping.

 

Luego de varios meses de negociaciones, el Gobierno suscribió con un pool de bancos chinos un financiamiento récord de US$ 4.714 millones para afrontar la construcción de las obras y la provisión de las turbinas y los equipos de generación.

 

El crédito –que comenzará a desembolsarse en un plazo de dos meses– será a 15 de años de plazo, con un período de gracia de 5 años y medio (el tiempo de construcción de las represas) y una tasa de interés anual del orden del 7,5%.

 

El otorgamiento del préstamo implicará para el Gobierno el pago de un total de US$ 1.300 millones durante la ejecución de la obra. Esa suma –que deberá cubrir con recursos propios– corresponde al costo del seguro que cobra la aseguradora estatal china Sinosure (US$ 500 millones), las comisiones bancarias (US$ 50 millones) y  los intereses de los primeros seis años (US$ 650 millones).

 

Junto con el cumplimiento de un conjunto de requisitos administrativos y legales, el Estado argentino tiene que abonar la primera cuota de US$ 200 millones del “paquete de gastos operativos, intereses y seguro”. La acreditación de ese anticipo disparará el primer giro del financiamiento chino que ronda los US$ 250 millones.

 

Y a partir de ese momento, comenzará a correr el plazo de ejecución de las obras que, según los datos oficiales, generará unos 5.000 puestos de trabajo en forma directa.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar