X
El juez Julián Ercolini elevó la causa. Es por el direccionamiento de las obras durante el gobierno kirchnerista para el empresario Lázaro Báez en Santa Cruz.
Redacción 02/03/2018 10:51

El juez federal Julián Ercolini envió a juicio oral a la expresidenta Cristina Kirchner, al detenido empresario Lázaro Báez y otros procesados por el direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz a favor de este último, según la resolución.

En la causa Cristina está procesada por fraude en la obra pública y embargada en 10.000 millones de pesos, y otros 19 imputados van a juicio oral y público, entre ellos, Báez; el detenido Carlos Kirchner; el exministro de Planificación Federal Julio De Vido; y el exsecretario de Obras Públicas José López.

 

 

La medida fue dispuesta  partir del pedido del fiscal Gerardo Pollicita con lo cual elevó el expediente a un Tribunal Oral Federal para que someta a juicio a los ex funcionarios.

La ex presidenta ya había pedido a Ercolini que la envíe a juicio oral y público en esta causa. En ese momento, la exmandataria sostuvo: "En la próxima instancia procesal se habrán de efectuar todos los planteos correspondientes con el propósito de lograr un esclarecimiento definitivo y público de los hechos que, de manera sesgada, arbitraria y contraria a derecho, se relatan en los requerimientos de elevación a juicio", cuestionó a través del escrito presentado por el abogado Carlos Beraldi.

Se trata del segundo juicio que deberá afrontar la ex mandataria, ya que también será juzgado por un expediente que ha sido seriamente cuestionado, la causa denominada “dólar futuro” que tramitó el juez Claudio Bonadio.

La causa de la obra pública es uno de los expedientes que más compromete a la ex presidenta, luego de que la justicia determinó que las maniobras investigadas en el caso  constituyen el delito precedente que permitieron expandir “la matriz de corrupción” a otras investigaciones abiertas por lavado de dinero.

El juez Ercolini  acusó a la senadora de ser la “jefa de una asociación ilícita” y de haber defraudado al Estado al favorecer a Lázaro Báez, quien habría recibido 52 contratos de obra pública vial por $ 46.000 millones durante los gobiernos kirchneristas.

 

 

Otro de los acusados que deberá compartir el banquillo con Cristina Kirchner es Lázaro Baez, detenido por la causa de lavado de dinero. También el ex ministro de Planificación Julio De Vido y el ex secretario de Obras Públicas José Lopez, ambos en prisión.

En la causa se le imputó a Cristina De Vido, López,  Carlos Santiago Kirchner y Lázaro Antonio Báez entre otros “haber formado parte de una asociación, la que habría funcionado, al menos, entre el 8 de mayo del año 2003 y el 9 de diciembre de 2015, destinada a cometer delitos; para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada de los fondos asignados a la obra pública vial, en principio, en la provincia de Santa Cruz”.

Cristina Kirchner va a juicio oral por la corrupción en la obra pública

El juez Julián Ercolini elevó la causa. Es por el direccionamiento de las obras durante el gobierno kirchnerista para el empresario Lázaro Báez en Santa Cruz.

El juez federal Julián Ercolini envió a juicio oral a la expresidenta Cristina Kirchner, al detenido empresario Lázaro Báez y otros procesados por el direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz a favor de este último, según la resolución.

En la causa Cristina está procesada por fraude en la obra pública y embargada en 10.000 millones de pesos, y otros 19 imputados van a juicio oral y público, entre ellos, Báez; el detenido Carlos Kirchner; el exministro de Planificación Federal Julio De Vido; y el exsecretario de Obras Públicas José López.

 

 

La medida fue dispuesta  partir del pedido del fiscal Gerardo Pollicita con lo cual elevó el expediente a un Tribunal Oral Federal para que someta a juicio a los ex funcionarios.

La ex presidenta ya había pedido a Ercolini que la envíe a juicio oral y público en esta causa. En ese momento, la exmandataria sostuvo: "En la próxima instancia procesal se habrán de efectuar todos los planteos correspondientes con el propósito de lograr un esclarecimiento definitivo y público de los hechos que, de manera sesgada, arbitraria y contraria a derecho, se relatan en los requerimientos de elevación a juicio", cuestionó a través del escrito presentado por el abogado Carlos Beraldi.

Se trata del segundo juicio que deberá afrontar la ex mandataria, ya que también será juzgado por un expediente que ha sido seriamente cuestionado, la causa denominada “dólar futuro” que tramitó el juez Claudio Bonadio.

La causa de la obra pública es uno de los expedientes que más compromete a la ex presidenta, luego de que la justicia determinó que las maniobras investigadas en el caso  constituyen el delito precedente que permitieron expandir “la matriz de corrupción” a otras investigaciones abiertas por lavado de dinero.

El juez Ercolini  acusó a la senadora de ser la “jefa de una asociación ilícita” y de haber defraudado al Estado al favorecer a Lázaro Báez, quien habría recibido 52 contratos de obra pública vial por $ 46.000 millones durante los gobiernos kirchneristas.

 

 

Otro de los acusados que deberá compartir el banquillo con Cristina Kirchner es Lázaro Baez, detenido por la causa de lavado de dinero. También el ex ministro de Planificación Julio De Vido y el ex secretario de Obras Públicas José Lopez, ambos en prisión.

En la causa se le imputó a Cristina De Vido, López,  Carlos Santiago Kirchner y Lázaro Antonio Báez entre otros “haber formado parte de una asociación, la que habría funcionado, al menos, entre el 8 de mayo del año 2003 y el 9 de diciembre de 2015, destinada a cometer delitos; para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada de los fondos asignados a la obra pública vial, en principio, en la provincia de Santa Cruz”.