SANTA FE

Cárcel federal de Coronda: bronca contenida por la negativa de Patricia Bullrich a cederla

El secretario general de la Gobernación fue el único que se refirió al tema. En off, hubo lamentos y decepción: "Así como está, en una semana la poníamos a funcionar".

Los principales referentes del gobierno santafesino que encabeza Maximiliano Pullaro se llamaron a silencio frente a la noticia conocida ayer, sobre la negativa del gobierno a ceder el control de la cárcel federal de Coronda. Solo el secretario general de la gobernación, Juan Cruz Cándido, se refirió al tema en su cuenta de X pero sin polemizar con la decisión de la cartera de seguridad que conduce Patricia Bullrich. Sin embargo, en off, fuentes de la Casa Gris dejaron entrever algo de bronca: “Así como está la cárcel, se la ponemos a funcionar en menos de una semana", se lamentaron.

La oferta que le había hecho Pullaro a Bullrich había sido hacerse cargo de la finalización de la obra y puesta en funciones de la cárcel federal, ubicada a mitad de camino entre las localidades santafesinas de Coronda y Larrechea. El Centro Federal Penitenciario Litoral Argentino -tal su nombre oficial-, está en construcción hace más de quince años. Hoy por hoy, los presos federales que hay en Santa Fe -alrededor de 700- son alojados en penales del sistema provincial, que los mantiene sin trasladar los costos al sistema federal. “Gratis”, enfatizan en Santa Fe.

El único funcionario provincial que se refirió al tema fue el secretario general de la gobernación, Juan Cruz Cándido. En su cuenta de X, citó un tuit con la noticia y le agregó un escueto mensaje: “Esperemos, entonces, que la terminen y la pongan en funcionamiento. Esto también es una emergencia”, advirtió uno de los funcionarios más cercanos al gobernador.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FCacuCandido%2Fstatus%2F1752800686725623831&partner=&hide_thread=false

En off, en el gobierno provincial aspiran ahora a que el recorte del gobierno nacional no alcance a las inversiones necesarias para terminar. “Ojalá la puedan terminar rápido”, cristalizó su deseo una fuente. También consideraron “promisorio” el anuncio del ministerio de Seguridad sobre el nuevo protocolo para presos de alto riesgo en cárceles federales. “Allí hay alojados y operando varios santafesinos”, apuntaron.

El pullarismo queda ahora solo con el proyecto de construcción de una cárcel especial para presos de alto perfil, una idea que se comenzó a implementar paralelamente y que ya tiene una unidad ejecutora en funciones, pero lógicamente los tiempos serán más largos y el problema de la sobrepoblación carcelaria es acuciante.

Maximiliano Pullaro y Pablo Coccocioni.
Maximiliano Pullaro y Patricia Bullrich en Rosario.

También te puede interesar