15|9|2021

Abroquelado, el albertismo delibera en la Rosada, agita respaldos y convoca a la Plaza

15 de septiembre de 2021

15 de septiembre de 2021

El Presidente reunió al gabinete no K tras la ola de renuncias del kirchnerismo en el Gobierno. Incertidumbre y apoyos por redes. Aníbal F, el enigma.

Capitulación, reseteo o fractura. Estas eran algunas de las especulaciones que rodeaban en la tarde del miércoles al Gobierno del presidente Alberto Fernández, que mantenía una reunión en la Casa Rosada con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros y las ministras que no presentaron su renuncia, luego de que lo hicieran sus pares del ala kirchnerista del Frente de Todos.

 

En medio de una tensión que escaló desde horas del mediodía, cuando se desató la ola de renuncias K, del encuentro, además de Cafiero, participaban Claudio Moroni, Cecilia Todesca, Matías Kulfas, Martín Guzmán, Matías Lammens, Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta y Vilma Ibarra, a quienes se sumó sorpresivamente Aníbal Fernández, exjefe de gabinete y actual directivo de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio.

 

Se sumaron más tarde a la reunión con Fernández la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y el canciller Felipe Solá, quienes completan el elenco más allegado al Presidente.

 

En paralelo con la reunión, el albertismo empezó a difundir mensajes de apoyo al Presidente por redes sociales. La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, posteó un mensaje de apoyo a Fernández en Twitter en el que lo ponderó como la "síntesis de la unidad popular para lograr el país que queremos". También se pronunciaron en el mismo sentido el Grupo Callao, cuna del albertismo, y Agenda Argentina, el think tank referenciado en el Presidente.

 

Por su parte, el titular de la cartera laboral, Claudio Moroni, manifestó su "total e incondicional apoyo al Presidente Alberto Fernández por todo lo que representó como la síntesis de lo que votó el pueblo en 2019".

 

Poco después, el Movimiento Evita difundió un comunicado de respaldo a Fernández en el que llamó a "poner a nuestro pueblo por delante de las parcialidades que responden a algunos dirigentes".

 

"Esperamos que toda la dirigencia del Frente de Todos esté a la altura de las circunstancias", añadió en otro pasaje el texto del sector que rivaliza históricamente con La Cámpora. 

 

Fernández llegó a la Casa Rosada pasadas las 16:30 junto al secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi, en medio de la crisis política que desató la decisión de los ministros y el funcionariado que responden a la vicepresidenta Cristina Kirchner de poner sus renuncias a disposición y difundirlas.

 

Según informó la agencia Noticias Argentinas, Fernández se había ido de la Rosada unos 10 minutos antes de que el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, hiciera circular la nota con la que puso a disposición su renuncia, a la que le siguieron las de los ministros Martín Soria, Juan Cabandié y Roberto Salvarezza, y las funcionarias Luana Volnovich, Fernanda Raverta y Paula Español, entre otras.

 

La presentación masiva de renuncias se da en el marco de los reproches internos en el Frente de Todos por la derrota en las elecciones primarias del último domingo, que llevó al kirchnerismo a poner más presión sobre Fernández para que reformule su gabinete, con Guzmán (Economía) y Kulfas (Producción), como principales apuntados.